in

Adorable gatita y un beagle son las mejores amigas, y hacen linda sesión de fotos.

Una encantadora perrita beagle llamada Chloe estaba muy deprimida porque su mejor amiga, una conejita, Rue, había fallecido de manera inesperada. Chloe estaba muy desconsolada, y su madre humana, Megan Cottone, quería hacer algo para poder levantarle el ánimo y ayudarla a calmar su dolor.

Entonces, la mujer decidió adoptar a una gata llamada Chlea, y desde aquel momento en que se conocieron se volvieron una pareja inseparable. Aunque Chloe siempre amará a Rue, ahora tiene a una mejor amiga con la que puede vivir, compartir nuevos momentos inolvidables y está feliz por eso.

Megan comentó a The Dodo:

«Chloe es muy paciente y gentil para ser un beagle, y Chlea actúa como un perro. Chlea quiere ir a todos los lugares donde Chloe y yo vamos, ¡así que siempre la llevamos!».

Chlea se acostumbró a andar con la correa como lo hace un perro y le encanta, sobre todo porque cada día emprende nuevas aventuras con su hermana.

Hace poco, una de sus últimas aventuras tuvo como destino la visita a un huerto de calabazas, y sin pensarlo dos veces, ambas empezaron a explorar.

Desde que llegaron, estaban emocionadas y se apresuraron en salir del auto para ir a investigar, Chloe lloraba y Chlea maullaba de forma insistente.

El huerto de calabazas era muy tranquilo, por lo que su madre sabía que disfrutarían olfateando todo el lugar por su propia cuenta.

Pero, mientras las dos mejores amigas disfrutaban su día, se detuvieron para realizar algunas poses fotográficas y los resultados fueron totalmente adorables.

Chloe y Chlea no llevan mucho tiempo siendo mejores amigas, pero han logrado establecer una linda relación y consiguieron posar juntas para las fotografías.

Además, parece que saben exactamente como se debe posar, ya que las fotos parecen de modelos profesionales. La pareja de amigos estaba muy feliz de posar para las fotografías, pero la realidad es que les encanta estar cerca, mientras estén juntas nada más les importa.

Desde que se conocieron, Chloe y Chlea se convirtieron en grandes amigas, y es casi un hecho que serán amigas por el resto de sus vidas.

Ellas continuarán teniendo miles de aventuras como lo hicieron en el huerto de calabazas, y su madre estará lista para documentar los detalles.

Deja un comentario