in

Adorable gatita de dulce rostro tan solo quiere un hogar donde le puedan dar amor.

Kaya es una amable gatita con un tierno rostro que podría derretir a todo aquel que la conozca. La gatita nació con una anomalía facial congénita que le da una expresión un tanto gruñona.

Cuando Odelkis Barrera, fundadora del centro de rescate The Ontario Rescue, en Estados Unidos, vio una fotografía del rostro de Kaya, inmediatamente supo que tenía que ayudar en su proceso a la encantadora gatita.

Fue en el mes de julio cuando una persona de buen corazón encontró a Kaya abandonada a su suerte y decidió llamar al centro de rescate para solicitar ayuda. En ese entonces la gatita de 4 semanas de edad estaba deshidratada, y cubierta por completo de pulgas y garrapatas. Bajo el cuidado de Odelkis, la pequeña gatita ganó peso muy rápido y su encantadora personalidad empezó a florecer.

Odelkis comentó a The Dodo:

«Su personalidad es más que asombrosa. Todo lo que quiere hacer es que la acaricien, todo lo que quiere es que la amen y la acaricien. Ella no puede tener suficiente, así que si no la estás acariciando, ella se acaricia contra ti».

A pesar de las dificultades que ha tenido que afrontar la encantadora gatita desde sus comienzos, esto no le ha impedido ser curiosa y extremadamente cariñosa y juguetona.

El centro de rescate compartió en su página de Facebook:

“No solo es la gatita más linda de todos los tiempos, sino que es increíblemente dulce. Todo el que la conoce se enamora de ella. Se lleva muy bien con sus familia de acogida, otros gatos y perros».

Cuando no está junto a sus padres adoptivos, Kaya siempre está divirtiéndose con su juguete favorito en todo el mundo, una sencilla caja de cartón. Puede estar horas jugando dentro de su caja, realmente la mantiene muy entretenida.

Ahora que ha pasado unos meses y la gatita se encuentra en perfecto estado de salud, lo único que Kaya desea es un hogar amoroso para siempre. Pero lamentablemente hasta ahora no había recibido alguna solicitud de adopción.

Hace poco, Kaya pasó por una cirugía para ayudarla a ver mejor y aliviar algunas molestias en sus ojos. Y aunque su vista no es la mejor, ha aprendido a moverse ágilmente y siempre puede detectar cuando tiene cerca otro perro, gato o humano, ella siempre está lista para ser su compañera de juegos y aventuras.

El personal del centro de rescate no entiende por qué las personas dejan pasar la oportunidad de contar con la posibilidad de sumar a esta dulce y especial gatita como parte de su familia.

Odelkis finalmente dijo:

“Queremos un ambiente agradable y un hogar que pueda dedicarle el tiempo que necesita. Le iría bien con otros animales; encuentra consuelo buscando otros gatos y perros, y le gusta jugar con ellos. Y necesita a alguien que esté en ello a largo plazo».

Y aunque Kaya está ansiosa por encontrar un hogar amoroso para vivir por siempre, ella sabe que es una chica muy especial y maravillosa, incluso si al resto del mundo le toma un poco más de tiempo darse cuenta de esto.

Deja un comentario