in

Adorable perro de un refugio vio cómo 221 perros eran adoptados mientras esperaba 2 años

En Inglaterra, un dulce perro rescatado de las calles en abril del año 2019 y que luego se trasladó a la RSCPA local, jamás pensó que pasaría más de dos años en este lugar, tratando de encontrar la familia perfecta para él.

Desde que el encantador perrito llamado Bob llegó al centro de rescate, los voluntarios notaron que necesitaba cambiar algunos detalles respecto a su comportamiento para poder ser adoptado. Sin embargo, el equipo y sus entrenadores trabajaron muy duro para lograr que Bob tuviera una mejor actitud y encontrara una familia para siempre.

Lamentablemente, ese proceso se realizó hace dos años atrás, por lo que Bob lleva esperando por más de 776 días un hogar para siempre.

Debido a muchos problemas de salud pública en el mundo, las cosas han cambiado un poco y no han favorecido el sueño de Bob. Justo cuando el perrito superó algunos problemas de comportamiento y estaba listo para ser adoptado, la pandemia apareció y se hizo complicado conocer una familia potencial.

Pero ahora que las cosas están volviendo a su normalidad, par su mala fortuna Bob sigue siendo ignorado por las personas y deciden adoptar otros perros sin problemas.

Durante todo este tiempo, Bob ha logrado ver cómo adoptan a 221 perros del refugio. Su deseo no debería ser tan difícil de conseguir, pero hay que ser pacientes si se quiere encontrar la familia perfecta para el encantador Bob.

Jake Cowing, miembro del personal de la RSPCA, dijo en un comunicado:

«Pasamos un largo período de tiempo trabajando con Bob de manera conductual y ayudándolo a preparar para un nuevo hogar… Es un chico fabuloso con un gran carácter y espero que podamos encontrarle la familia adecuada».

Estar en una jaula y caminar con correa, son cosas muy aterradoras para el dulce Bob, al parecer no tuvo buenas experiencias en el pasado.

No obstante, gracias al buen trabajo de los miembros del centro de rescate, Bob ahora puede caminar con una correa larga, pero prefiere correr al aire libre. Es por ello que sus rescatistas esperan que su nueva familia tenga un gran patio para que pueda ejercitarse.

Además, su nueva familia debe ser consciente y estar dispuesta a trabajar en sus problemas, aclarando que sería mejor un hogar solo con adultos.

Jake agregó:

«A medida que lo conocimos, descubrimos que es un amor absoluto. Es muy amigable y le encanta jugar. Una vez que confía en ti, es el compañero y amigo más leal que jamás hayas encontrado».

Bob ha trabajado muy duro para poder superar todos sus miedos, pero ahora solo espera su recompensa, que es poder encontrar una familia que lo entienda. Cabe resaltar, que los miembros de la RSCPA están dispuestos a ayudar a la familia que adopte a Bob, pues conocen todas sus necesidades.

Pasar dos años en un refugio es mucho para un perro, sobre todo para Bob, que solo busca una familia que lo ame para siempre.

Jake finalizó:

«Si bien hemos hecho lo mejor por él, ¡queremos verlo en una casa propia con alguien que pueda darle la vida que se merece!».

 

Deja un comentario