in

Adorable vaca rescatada pide abrazos a papá cada mañana.

Ryan Phillips y su esposa Mallory Sherman, acogieron a su primera cría rescatada, una ternera de apenas solo tres días de nacida llamada Jenna. Era prácticamente un bebé gigante, que apenas encajaba en la parte trasera del vehículo Subaru de la pareja.

Poco a poco la vaca rescatada se convirtió en un animal saludable de 1000 libras (aproximadamente 453 Kg), pero a pesar de su tamaño, seguía actuando como una pequeña niña.

El comportamiento de Jenna era el de una bebé, por lo que seguía exigiendo largos abrazos de sus padres todos los días.

Jenna nació junto a un hermano gemelo, lo que lamentablemente generó que naciera con una anomalía genética conocida en la ciencia como Freemartin, lo que significa que el animal no es fértil y que no puede producir leche, por lo que la industria láctea se deshizo de ella.

Pero Ryan, quién es el fundador de Life With Pigs Farm Animal Sanctuary, sabía que ella era muy especial y la rescató.

Ryan comentó a The Dodo:

«La personalidad de Jenna siempre ha sido tan plena y vibrante como es hoy. Como pasé las 24 horas del día con ella… creo que ella pensó que era otra humana y tiene esta actitud de que cualquier cosa que quiera hacer, puede hacerla conmigo».

Desde que llegó a su nuevo hogar, Jenna siempre está buscando a sus padres adoptivos para que le presten mucha atención y le den amor. Si por alguna razón ellos no pueden pasar el tiempo suficiente con ella, busca la mejor manera para hacérselos saber y que cumplan con su dosis diaria de amor.

Ryan dijo:

«Nos encuentra en cualquier ventana de la casa y muge interminablemente hasta que salimos, le damos un abrazo y la rascamos o corremos por el jardín».

Desde que era una ternera, Jenna siempre ha guardado los abrazos con su padre como si fueran un tesoro y se niega a renunciar a ellos. Y, a pesar de que ella ya es mucho más grande que Ryan, ha encontrado la forma adecuada para seguir disfrutando de los abrazos.

Ryan añadió:

«Una de sus cosas favoritas desde el principio era poner su cabeza contra mi pierna y empujarla mientras yo envuelvo mis brazos alrededor de su cuello y la rasco. Esa es su forma de abrazar… a veces dura hasta 20 minutos cuando necesita ser esta versión de vaca amorosa».

Casi todos los días, Jenna pasa la mayor parte de su tiempo al lado de su hermana Maisie, otra vaca adoptada por la pareja. Ella se preocupa mucho por su hermana adoptiva, y parece que le indicara todo lo que debe hacer, pero esto no quiere decir que su padre se va a escapar de sus besos.

Ryan agregó:

«Tienen lenguas que son un poco como las de los gatos, pero son enormes y mucho más contundentes. Es bastante duro, pero aprendes a amarlo porque es su forma de expresar que eres parte de la manada».

Aunque Jenna puede ser muy exigente, su madre y padre adoptivo jamás pierden la oportunidad de hacerla sentir especial y querida.

Ryan finalmente dijo:

«Afortunadamente es tan linda que estamos felices de ceder siempre a sus demandas».

Incluso, si esto significa darle un largo abrazo por la mañana, al medio día y en la noche, ellos siempre estarán dispuestos a brindarle mucho amor.

Deja un comentario