in

Albergue de gatos en Siria alberga a más de 1800 gatos que viven felices

El santuario llamado Ernesto’s Sanctuary for Cats, ubicado en Siria, es un ambiente dedicado a dar refugio y cuidados a miles de felinos rescatados. Mohammad Aljaleel, conocido de cariño como el “hombre gato de Alepo”, fundó un santuario en su ciudad natal para cuidar a más de mil gatos.

Tristemente, cuando el conflicto llegó a Alepo, no tuvo más remedio que evacuar y dejar atrás todo su trabajo. Tras un tiempo, desde su partida de Alepo a Turquía, Mohammad logró volver a Siria con una misión en mente: reconstruir el santuario original totalmente desde cero.

Miles de animales sirios olvidados en medio del caos y la destrucción de la guerra han encontrado consuelo en este santuario. Más de 1850 gatos, conviven aquí en armonía como supervivientes con una historia común.

 

Abandonados por sus familias en épocas caóticas, o traídos al mundo en pueblos destrozados y abandonados, donde existir apenas es una posibilidad, estas son solo algunas de las historias de muchos animales sin hogar que forman parte del santuario.

El albergue también cuenta con un espacio aparte para animales de granja, conocido como granja Winsons y alberga 24 perros, 4 burros, 3 caballos, 7 cabras, entre otros animales. Todos rescatados de situaciones difíciles.

Por primera vez en esta región y gracias a la labor de este gran hombre y sus colaboradores, el refugio ofrece una clínica veterinaria gratuita a la que la gente puede llevar a sus animales para que reciban atención médica.

La clínica cuenta con dos veterinarios calificados y un equipo de auxiliares dedicados a proporcionar cuidados a los animales. El espacio fue adecuado para prestar tanto servicios de ayuda primaria como opciones de tratamiento para animales en apuros.

El santuario ha recibido el generoso apoyo de miles de personas, todas ellas apasionadas por mejorar la vida de los animales, especialmente de los gatos. Además de las donaciones recibidas de estas personas compasivas, el santuario también recibe ingresos generados a través de una tienda de productos para mascotas en su sitio web.

Gracias a la dedicación de este hombre por los animales, el santuario sigue dando cobijo a miles de animales que han soportado crueldad, malos tratos y privaciones en las calles de Siria. Todos ellos están ahora protegidos de cualquier daño, reciben la atención médica que necesitan y, eventualmente, encuentran un hogar acogedor.

 

 

El trabajo de estas personas es un ejemplo de que el amor y la compasión hacia los animales puede prevalecer incluso en una zona en conflicto. A pesar de la complicada situación, han conseguido llevar esperanza y alegría a miles de gatos y otros animales necesitados. Es una verdadera inspiración para todos.

 

Deja un comentario