in

Amigable perro lleva a 'papá' donde una gatita sin hogar e insiste en llevarla a casa

Zach Hearn creía que su familia estaba completa, pero no contaba con que sus perros, Tang y Cream, tenían otros planes para que él cambiara de pensamiento. Mientras estaban en una caminata por los alrededores de su vecindario a comienzo de este mes, los perros escucharon a un pequeño animal que lloraba pidiendo ayuda.

Los maullidos no paraban y, aunque se escuchaban lejos, los dos perros corrieron al rescate y empezaron a buscar para ver de qué se trataba.

 

 

Zach comentó a The Dodo:

«Tang y Cream se detuvieron de repente y parecían desconcertados. Se podía escuchar un maullido un poco lejos, así que ambos fueron corriendo a investigar».

Zach no sabía de dónde provenía el ruido, pero sus perros lograron olfatear a una pequeña felina de unas 4 semanas de edad, que yacía en medio de la calle. Estaba sucia, desnutrida y no tenía una madre gata a la vista, así que necesitaba ayuda.

En aquel momento, el hombre estaba preocupado porque pensaba que sus perros podían perseguir a la gatita, pero ellos sabían exactamente qué hacer. Ambos empezaron a consolar a la pequeña y le hicieron saber que todo estaría bien, lo que dejó sorprendido a Zach.

 

 

Él agregó:

«Tang comenzó a lloriquear y se acostó junto a ella. Cream comenzó a lamerla y a limpiarla».

Zach sabía que no podía dejar a la gatita en ese lugar y por la insistencia de uno de sus perros, decidió llevarla a su hogar.

En casa, él y su novia le organizaron un lugar cómodo para que pudiera descansar y luego le dieron un baño y un poco de comida. Era evidente que la gatita había estado por mucho tiempo vagando sola por las calles, pero pronto recuperaría toda su energía y empezaría a prosperar.

Zach añadió:

«Decidimos nombrarla 头奖 (Tou Jiang), que significa premio mayor. Al principio, no tenía mucha energía y dormía mucho. Pero después de alimentarla con regularidad y tuvo un lugar cálido para dormir, se animó».

 

 

Desde que encontraron a Tou Jiang en las calles, los perros se enamoraron de ella, y comenzaron a hacer el papel de padres. Ninguno se aparta de su lado, y siempre están pendientes de darle todo lo que necesita, ya sea consuelo, caricias o un baño de lengua.

Aunque cada perro tiene su propio estilo de paternidad para criar a la gatita, ambos cumplen con el mismo objetivo y la cuidan muy bien.

Por un lado, Tang es tranquilo y relajado, incluso, la gatita se trepa en su espalda y juega con su cola y él se queda acostado supervisando. Por otro lado, Cream, es distinta, ya que se comporta más como si fuera una madre y siempre quiere estar a su lado para protegerla.

 

 

Tener a una gatita en la familia no ha sido fácil, pero gracias al amor y alegría que Tou Jang brinda, sus padres adoptivos están felices.

Deja un comentario