in

Amorosa familia sorprende a niño en la escuela con su perro que estuvo perdido.

En fechas especiales, como la navidad, lo que en realidad debe importar, es poder estar rodeados de nuestros seres amados y compartir con ellos todos los momentos de paz y armonía que se presentan en familia.

Carter Licata y su perrita, Piper, conocerían el significado de la frase anterior luego de que sucediera lo menos pensado, su pequeña Pug de 2 años de edad, había ¡Desaparecido!.

El  tierno vínculo amoroso entre Carter Licata y Piper, es muy fuerte, por lo que fue una experiencia poco agradable.

April Licata comentó a The dodo:

«El pug de 2 años ama a todos en su familia, pero su vínculo con su hermano es especial. Fue amor a primera vista para los dos»

El pasado mes de noviembre, mientras April, madre de Carter, dejaba salir a Piper para que hiciera sus necesidades, se dio lo inesperado. Al llamar de regreso a la perrita, esta no volvió como de costumbre.

Inmediatamente la familia comenzó una búsqueda incansable por todo el vecindario, en redes sociales y diferentes grupos comunitarios. Pero a medida que pasaba el tiempo las esperanzas de encontrar a su mascota se iban disminuyendo.

April comentó:

«Todos estábamos mal, Los niños no querían ninguna decoración navideña. El día de Acción de Gracias fue oscuro».

De repente un mensaje de Facebook por parte de el Refugio de Animales del Condado de Genesee lo cambiaría todo. Una persona anónima había dejado un perro en el refugio que cumplía con las características de Piper.

April agregó:

«Mi esposo y yo íbamos a cenar y, sinceramente, hubo un grito de alegría en el auto. ¡Estábamos conmocionados y eufóricos!».

Al llegar al refugio y al ver cuando se acercaba la supuesta Piper meneando su cola, de inmediato se dieron cuenta de que era ella, su querida perra.

Carter se encontraba fuera de la ciudad, así que decidieron mantener todo en secreto hasta el regreso del chico. mientras, Piper estaba feliz de regresar a su hogar.

Hasta que llego el día de la esperada reunión, el momento fue simplemente emocionante, Carter al ver a su mascota, no soporto el llanto de alegría, por su parte, Piper, no dejo de menear su colita al notar la presencia de su hermano humano.

En la publicación de Facebook decía:

«Mi hijo ama mucho a su perro, estaba enfermo mientras ella no estaba y esta noche está durmiendo a su lado otra vez. Qué milagro navideño para nuestra familia».

Deja un comentario