in

Amorosa perrita adopta a zarigüeyas huérfanas, es una madre ejemplar.

Una perrita llamada Pretinha adoptó a unas zarigüeyas huérfanas cuya madre fue atacada por otro perro y falleció. Por fortuna Stephanie Maldonado las encontró a tiempo. Sus ojos aún no estaban abiertos, así que tenían pocos días de nacidos.

Stephanie tenía la esperanza de que un grupo de rescate de fauna silvestre cercano, acogiera a las zarigüeyas, pero le dijeron que no tenían espacio para acoger a más animales. Así que ella se encargó de cuidarlos.

Los animales necesitan alimentarse cada dos horas, pero aún era incierto si las zarigüeyas sobrevivirían sin más atención maternal de la que Stephanie le podía proporcionar. Fue entonces cuando su perrita, llamada Pretinha, intervino para ayudarle.

El amorosa perra sintió que las pequeñas zarigüeyas la necesitaban y comenzó a cuidarlos como si fueran sus propios hijos.

Stephanie compartió en Facebook:

«Es muy agradable ver todo el cuidado que tiene con ellos, lamiéndolos todo el tiempo, y acurrucándose con ellos».

Aunque Pretinha está esterilizada y no produce leche, ella les da el cobijo que las pequeñas zarigüeyas necesitan en esta etapa. Las crías la trepan como harían con su madre y parece que Pretinha disfruta de eso también.

La perrita ha aceptado tanto el hecho de dejar que las zarigüeyas se suban en ella que, incluso los lleva durante sus paseos, al igual que una madre zarigüeya real.

Desde que las zarigüeyas bebés llegaron a la vida de Pretinha han crecido sanas y fuertes gracias a su cuidado.

Cuando llegue el momento y tengan la edad suficiente, Sthepanie espera que las zarigüeyas pueden ser devueltas a su hábitat natural, llevando con ellos el legado de amor y afecto proporcionados por su madre adoptiva.

También te puede interesar:

Deja un comentario