in

Apostaron todo para salvar a una débil y diminuta gatita que merecía una oportunidad.

Hace muchas semanas, Haley Waugh, una voluntaria de acogida de Front Street Animal Shelter, en Sacramento, California, recibió un mensaje sobre un gatito que fue encontrado afuera en un restaurante: era una gatita que estaba completamente sola.

Haley ya tenía varios animales rescatados y no planeaba acoger a más gatitos, pero no podía decir que no. La persona que la encontró, contactó a la rescatista porque no estaba segura de lo que podía hacer y realmente quería ayudar a la linda gatita.

La tierna felina estaba en riesgo: tenía una infección de las vías respiratorias superiores, estaba bajo de peso, deshidratada y completamente cubierta de pulgas.

Le dio a la gatita un baño muy necesario, peinó muy bien su pelo para evitar los nudos y la envolvió para que estuviera bien calentita. La cubrió con una manta y la puso cerca de la calefacción para que tuviera un poco de calor. La pequeña gatita no tardó en ponerse feliz a ronronear.

Nadie sabe cuánto tiempo había pasado antes de que se sintiera tan a gusto. La gatita recibió antibióticos y tratamiento de vapor, también conocido como «kitty spa» o «tratamientos faciales de gatitos» para ayudarla a combatir la congestión de sus vías respiratorias superiores.

Después de un pequeño golpe, la pequeña gatita  comenzó a reponerse y no le importó ser alimentada a través de una sonda. Finalmente, se recuperó, volvió a ponerse de pie, a cobrar fuerzas y comenzó a comer por sí misma como toda una verdadera campeona.

Su apetito mejoró tan pronto como pudo respirar con normalidad. Además, recuperó su sentido del olfato. ¡Ya nada se interpondría entre ella y la comida, así que Hailey vio con mucha felicidad cómo la chiquilla comenzó a comer con gusto!

La gatita luchadora se ha convertido en el alma de su hogar de acogida. No solo ha recuperado mucho peso y está muy bien con respecto a sus problemas de salud, también es amorosa con otras personas y animales.

Entre sus amigos favoritos se encuentra el perro de Haley. La verdad es que la rescatista se siente muy feliz de ver lo bien que se ha recuperado la pequeña gatita, en especial tras haber pasado por un comienzo cuesta arriba.

Las buenas noticias no terminan para la hermosa gatita, que además de ir a paso firme con su recuperación, ya tiene asegurado un hogar feliz. La misma persona que la rescató y que llamó a un especialista para que le cuidara, la adoptará apenas esté lista para su nuevo hogar.

También te puede interesar:

Deja un comentario