in

Bombero rescató a un cachorro pitbull y después cambió su vida para siempre.

Un bombero salvó a un pitbull en un incendio y ha cambiado su vida para siempre. Lo que comenzó como una tragedia casi fatal para un pitbull cachorro llamado Jake, finalmente transformó su vida para bien, todo gracias al hombre que arriesgó su propia vida para salvarlo.

Bill Lindler, un bombero del Hanahan Fire Department en Carolina del Sur, acababa de regresar a casa del trabajo un día de abril cuando vio las llamas que se elevaban desde el garaje independiente de su vecino. Como era de esperarse, saltó a la acción.

Bill comentó a The Dodo:

«Vi a la Madre y varios cachorros consumiéndose. Vi a un cachorro tratando de escapar, cuando un pedazo del techo cayó encima de él. Empezó a chillar, pero se liberó a sí mismo y terminó acorralado en una esquina y acurrucado».

Cuando llegaron los refuerzos, Bill entró en la casa incendiada y encontró a Jake escondido detrás de un sofá al borde de la muerte.

Biil agregó:

«Lo llevé afuera, y él estaba bastante mal. Él no se movía. Él no estaba respirando. Le di respiración boca a hocico, hasta que le pudimos administrar oxígeno».

Aunque tenía graves quemaduras, el valiente perro sobrevivió y fue enviado a una clínica veterinaria de emergencia. Unas semanas más tarde, Bill visitó a Jake para ver como seguía, y fue entonces cuando se supo que la familia del pequeño cachorro lo dejó abandonado en el veterinario.

Bill salvó de nuevo la vida del cachorro. Después de haber sufrido quemaduras en más del 70 por ciento de su cuerpo, la recuperación de Jake podría tomar varias semanas, pero afortunadamente Bill estaba allí para asegurarse de que el cachorro no estaría solo.

Jake se hizo más fuerte y sus quemaduras empezaron a sanar, así que Bill empezó a llevar a Jake junto con él durante sus turnos en la estación de bomberos. El animal encajaba perfectamente. Todos estaban encantados con Jake.

Bill comentó:

«No es más que la pequeña cosa más linda que hay. Todo el mundo se enamoró de él».

Como la presencia de Jake entre los otros bomberos en la estación se convirtió en algo normal, la esposa de Bill convirtió una vieja chaqueta de bomberos y se la puso a Jake. Los bomberos adecuaron un espacio para él en la estación, donde tiene su propia cama.

Jake continuó prosperando, tanto en su propia salud, como en el impacto que estaba teniendo sobre otros en la comunidad.

«Lo hemos llevado a las escuelas locales para las clases de educación sobre la prevención de incendios. Es un gran éxito».

Jake incluso fue galardonado con dos nuevos títulos de la comunidad a la que sirve.

«Hablando con mi jefe y sus superiores, pensaron que sería apropiado para él hacerlo un bombero honorario. También es ahora nuestra mascota oficial de los bomberos».

«Me gustaría ver que él sea un perro de terapia para niños quemados, un día, para que puedan ver que él es un sobreviviente y que a pesar de las cicatrices todos son todavía hermosos».

Independientemente de lo que se avecina para Jake, las dificultades de su pasado, como las cicatrices que marcan su cuerpo, no se pueden borrar, pero todo esto sólo parece hacerlo más fuerte.

https://rumble.com/embed/vcfu7/?pub=4

Biil culminó:

«Está muy contento y muy saludable. Estoy muy orgulloso. A veces la gente se pregunta acerca de las cicatrices, y cuando lo hacen les cuento la historia de Jake. Yo les digo que las cicatrices son sólo su placa de ser un bombero».

También te puede interesar:

Deja un comentario