in ,

Cachorro que nació paralítico camina por primera vez gracias a una silla de ruedas a medida.

Benjamin Bunny es un adorable cachorro que tristemente nació con una condición que le impide usar sus patitas traseras; afortunadamente el centro de rescate Bosley’s Place se encargó de los cuidados del amoroso perrito en sus primeros días, alimentándolo con biberón durante unas semanas. Cuando Benjamin estuvo lo suficientemente fuerte, fue trasladado con una familia de acogida donde se encargarían de su cuidado.

Su madre de acogida, llamada Beth Williams, es la encargada de un refugio llamado The Tucker Farm. La mujer intentó ayudar a Benjamin con terapia por unas semanas, y al no observar mejoría en su movilidad, Beth decidió ir con Walkin ‘Pets, una compañía enfocada en ayudar a todo tipo de animales a ponerse de pie y hacer una vida normal. Allí le fabricaron una silla de ruedas personalizada.

De acuerdo con People, Walkin ‘Pets diseñó una increíble silla ajustable y por completo personalizada para Benjamin, su nueva silla se puede modificar fácilmente, de manera que puede adaptarse al cachorro a medida que crece.

Beth comentó:

«A Benjamin le encanta su silla de ruedas, ¡y el tiempo en silla de ruedas no tiene precio para él! Por ahora, estamos pasando cortos períodos de tiempo con las ruedas colocadas mientras trabajamos para fortalecerlo, pero Benny se quedaría en sus Walkin ‘Wheels todo el día si lo permitimos».

Por supuesto, la silla de ruedas no es la solución a todos los problemas de movilidad de Benjamin. Los neurólogos diagnosticaron al cachorro con una deformidad espinal severa detrás de los hombros.

Benjamin aún muestra signos de movimiento en sus patas traseras, pero de acuerdo a los veterinarios, esto no es señal de que el perrito pueda recuperar la movilidad.

La madre del encantador cachorro asegura que cuando usa su silla, el pequeño se ilumina por completo.

La mujer añadió:

«Me encanta su independencia con sus ruedas. A menudo estamos afuera aquí, por lo que la forma en que puede moverse libremente y obtener lo que necesita nos cambia la vida a todos. Benny no parece perder el tiempo sintiendo lástima por su discapacidad, pero se deleita con lo que tiene».

Debido a los problemas en su columna, Benjamin no podrá caminar por completo sobre sus cuatro patas, pero gracias a su nueva silla de ruedas puede movilizarse de una forma que no cause ningún tipo de dolor.

Hasta que encuentren el hogar perfecto para este amoroso chico, Bosley’s Place y The Tucker Farm se han encargado juntos de los cuidados y las facturas médicas de Benjamín.

Para ayudar a cubrir los gastos médicos de Benjamin se ha creado una campaña en GoFundMe donde los interesados en ayudar puedan realizar sus donaciones.

Deja un comentario