in ,

Café para gatos en Ucrania se mantiene abierto para cuidar a sus residentes incluso durante la guerra

Un café para gatos ha decidido permanecer abierto para darles refugio a sus 20 residentes felinos y a todo aquel que necesite un espacio para intentar aliviar un respiro temporal en medio de esta triste realidad.

Más de un millón de personas han escapado de Ucrania desde que empezaron los combates tras la movilización de las tropas rusas a la frontera ucraniana. Sin embargo, el dueño de Cat Cafe Lviv, en Leópolis-Ucrania, es la excepción.

 

 

Serhii Oliinyk es el dueño del café y ha decidido quedarse a cuidar de los gatos durante la invasión rusa a su país.

El lugar ha estado operando durante seis años y ha llegado a significar mucho para todos los que han sido parte de este proceso de crecimiento laboral. 

Serhii Oliinyk comentó:

“Tengo un pequeño equipo de varias personas cercanas que han estado trabajando conmigo durante varios años y se han convertido en mis amigos más cercanos”.

Durante este tiempo algunos gatitos se han convertido en los protagonistas del lugar conquistando no solo a los trabajadores sino a todos lo que se acercan al café.

 

 

Serhii Oliiny dijo:

“Los gatos también se han acostumbrado a estas personas, que ayudan a cuidarlos y que juegan con ellos cuando hay pocos invitados, porque a nuestros peludos residentes les encanta la atención de la gente”

El café se ha convertido en el hogar de 20 gatos, a estos encantadores peluditos les encanta recibir la atención de sus visitantes quienes disfrutan de una comida o se relajan ante los encantos de los gatitos.

Ante la triste situación que enfrenta Ucrania, miles de personas han abandonado el país, pero Serhii Oliinyk y su familia han decido quedarse y ofrecer un espacio para sus gatitos residentes y todo aquel que necesita un lugar que les permita alejarse y tomar distancia de la cruda realidad que está transformando sus vidas.

Luego agregó:

“Nuestros gatos han estado viviendo en el café desde que tenían 4 meses de edad. Son como una familia. Nos dimos cuenta de que nunca dejaríamos nuestro país, que este era el único lugar donde podíamos vernos en el futuro”.

 

 

Pese a toda la incertidumbre y el latente peligro al que están expuestos debido a la actual guerra que enfrentan Rusia y Ucrania, Cat Cafe Lviv ha decidido permanecer abierto.

Su principal motivación es ofrecer un espacio acogedor no solo para los gatos sino para todas aquellas personas que deseen pasar a saludarlos y puedan aliviar con sus encantos un poco la fuerte realidad que los golpea de frente.

Serhii Oliinyk destacó:

“Actualmente tenemos menos visitantes regulares, pero hay personas que han venido de otras ciudades y necesitan comida caliente y emociones positivas. Hay tres salas grandes en nuestro café, dos de las cuales están ubicadas en el sótano, por lo que en caso de una advertencia de ataque aéreo, hay un refugio seguro para nuestros invitados y gatos”

 

 

Una publicación de Cat Cafe Lviv ha indicado que el 20% de los fondos recaudados se destinarán al ejército ucraniano.

“¡Cada uno de ustedes compró personalmente no sólo comida y paz a los gatitos, sino que también demostró la unidad de las naciones en la lucha contra el agresor! ¡¡¡Oren por nuestros guerreros!!!», escribieron en su página web.

Deja un comentario