in

Causas del estrés en los gatos y como reducirlos

Los gatos son animales domésticos sumamente sensibles a los cambios externos. Para evitar tener un gato estresado, lo primero que hay que tener en cuenta es que los felinos necesitan un entorno sano, seguro y estimulante.

En este artículo de Tu Gato Curioso, te mostramos las posibles causas y síntomas del estrés en los gatos.

Un gato estresado es un gato que padece estrés. El estrés es una respuesta del cuerpo a situaciones que el animal percibe como posibles amenazas o riesgos.

Ante el posible peligro, el organismo del gato segrega hormonas y activa determinados mecanismos para ser capaz de resolver la situación rápidamente. Sin embargo, cuando no la resuelve y no consigue adaptarse a la nueva situaciónsu organismo no vuelve a su estado normal y el animal permanece estresado.

Síntomas de un gato estresado

  • Desarrollo de enfermedades infecciosas y autoinmunes. Debido al estado en el que entra el animal, su sistema inmunitario se ve gravemente perjudicado y, por ende, empieza a contraer patologías de carácter infeccioso de forma reiterada.
  • Pérdida de pelo mucho más notable de lo habitual, relacionada con la bajada de defensas y el aumento de nerviosismo.
  • Agresividad, en mayor o menor grado.
  • Estereotipias. El estado de ansiedad en el que se halla el gato hace que lleve a cabo comportamientos compulsivos y repetitivos, denominados estereotipias, tales como lamido excesivo, ingesta de tela u otros objetos no comestibles, morderse, etc.
  • Pérdida de apetito y/o sed. Cuando un gato está estresado, tiende a dejar de comer, presentando una considerable bajada de peso y consecuente caída del pelo, sequedad de la piel, etc.
  • Marcaje. En función del factor estresante, el felino puede empezar a marcar de forma descontrolada determinados espacios del hogar o muebles. En general, este tipo de marcaje por estrés se lleva a cabos mediantes arañados verticales, aunque también es común observar al animal frotarse constantemente con paredes y objetos.
  • Cambios en sus rutinas de aseo. El estrés y ansiedad que siente puede llevar al gato a tornarse obsesivo con la limpieza, lamiéndose en exceso hasta llegar, incluso, a presentar zonas sin nada de pelo, o, por contra, descuidarla por completo, haciendo sus necesidades fuera del arenero, por ejemplo.

Causas del estrés en gatos

  • La falta de enriquecimiento ambiental
  • La falta o insuficiencia de areneros o comederos
  • Una socialización temprana inadecuada.
  • Las manipulaciones o inmovilizaciones forzadas
  • Las situaciones conflictivas
  • Los castigos
  • La desnutrición
  • El dolor y el miedo
  • El aislamiento o el hacinamiento
  • Los cambios de rutinas
  • Las interacciones sociales bruscas o desagradables

Cosas que estresan a tu gato

  • Las visitas al veterinario: El uso de transportín, que para vosotros representa seguridad y calma, pero para ellos representa encierro, inestabilidad, movimientos incómodos y ansiedad, ya que ni siquiera saben a dónde se dirigen.
  • Mudanzas y obras: Cambiar los muebles de lugar, hacer obras y cambiar de domicilio representan una amenaza para la necesidad de control de estos animales. Acaban de perder el control sobre su territorio y las cosas no están como ellos las dejaron, y eso dispara su ansiedad.
  • La llegada de una nueva mascota: Durante la incorporación de nuevas mascotas al hogar, estás invadiendo su territorio. Se pueden producir disputas y marcaje entre gatos, presentándose agresividad y rechazo por ambas partes.
  • Petardos y tormentas: Debido al nivel de sensibilidad auditiva que poseen, cualquier sonido fuerte o inesperado puede alterar a tu gato en cuestión de segundos y, si se trata de sonidos constantes, pueden producir un deterioro de su aparato auditivo.
  • Cambios en su dieta: Esto depende de lo exigente que sea tu gato con la comida.
  • Los gritos y castigos: Ellos sienten que los gritos y castigos como maltrato por parte del ser humano en quien confían, sintiéndose estresados y sumamente confundidos, porque ni siquiera entenderán el motivo de tu comportamiento.
  • Los viajes y paseos: Los gatos se pasean solos y van donde les plazca si les das libertad de hacerlo, pero pasearlos o sacarlos de viaje, obligándolos a cambiar de entorno, entrar en territorios desconocidos y encerrados en el trasportín no representa ninguna diversión para ellos.

Qué hacer si mi gato esta estresado

Si tu gato muestra un comportamiento extraño, no dudes en acudir a tu veterinario para que le examine y descarte cualquier problema médico.

Es recomendable que tomes medidas  para prevenir el estrés:

  • Genera un entorno seguro y adecuado, con espacios independientes para su tranquilidad, higiene y alimentación.
  • Crea un ambiente estimulante, tanto física como mentalmente, con juegos, zonas sociales y rascadores.
  • Intenta que los cambios se produzcan de manera progresiva y sin forzar y prémiale mientras aprende y se acostumbra a las nuevas situaciones.
  • Si tu gato es joven, proporciónale una estimulación y socialización tempranas y adecuadas.

En ocasiones, puede que el veterinario también le recete algún fármaco para acabar con el estrés, o te recomiende el asesoramiento de un especialista en etología felina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario