in

Científicos desarrollan vacuna esterilizante contra la COVID-19 para gatos

Los gatos no pueden transmitir el coronavirus a los humanos. 

Investigadores internacionales aseguran que la vacuna no solo evita la enfermedad, sino también los contagios.

Un equipo de científicos de Estados Unidos, Países Bajos y Reino Unido logró crear una vacuna contra la COVID-19 para los gatos, según muestra un estudio preliminar publicado en la plataforma digital bioRxiv.

Los investigadores aseguran que la vacuna puede inducir anticuerpos contra el virus adecuados en estos animales y tiene un efecto esterilizante. Es decir, evita la transmisión del coronavirus entre animales.

Para crear la vacuna, los científicos utilizaron el virus de la encefalitis equina venezolana. Posteriormente, realizaron las pruebas en conejillos de indias (cuyes).

“Se indujo una respuesta inmune mediada por células. Se demostró que el diseño del antígeno SARS-CoV-2 es fundamental para desarrollar una fuerte respuesta de anticuerpos neutralizantes”

“La vacunación de gatos (con el fármaco diseñado) permitió inducir una respuesta de anticuerpos séricos neutralizantes, que persistieron durante todo el experimento”

Los animales fueron administrados con dos dosis por vía intramuscular. Según el reporte científico, se encontraron anticuerpos neutralizantes en sus vías respiratorias y en su organismo.

“Los resultados muestran que la vacuna (…) permite estimular la inmunidad, al prevenir la infección y la transmisión de SARS-CoV-2”

Los científicos sostienen que la vacuna también se puede aplicar a otras especies de animales para prevenir la transmisión del virus.

Las evidencias científicas han demostrado que la transmisión del coronavirus puede darse de humanos a animales, pero no de animales a humanos.

No obstante, algo que preocupa a los científicos es que precisamente el virus pueda usar a los animales como reservorios para generar mutaciones adicionales y posteriormente infectar a humanos. En ese sentido, trabajan para crear vacunas que limiten su transmisión también en estos huéspedes.

“La infección de animales podría ser perjudicial al causar una enfermedad clínica, pero también podría ser motivo de preocupación si se convierten en un reservorio viral que permita mutaciones adicionales, además de tener el potencial de infectar a otros animales o humanos”

Deja un comentario