in ,

¿Cómo cepillar los dientes a un gato?

La mayoría de gatos que acuden a un chequeo anual o consulta presentan problemas en la cavidad oral. Ya que afectan a 8 de cada 10 gatos de más de tres años, y pueden llegar a resultar sumamente dolorosos y desagradables, es por esto que lavarle los dientes es un cuidado preventivo.

Cuidarles los dientes a los gatitos es sumamente importante para su salud en general. Los dientes no sólo son vitales para comer, sino también para defenderse de atacantes; en otras palabras, son herramientas de gran importancia para los felinos

Cómo es la dentadura del gato

Para entender los siguientes consejos para cuidar la salud bucal de tu gato que te daremos a continuación, primero debes entender cómo es la dentadura de estos felinos. El número total de piezas dentales de los gatos varía según su edad. Así, los dientes del gatito son 26 y los gatos adultos tienen 30.

La dentición de los gatitos se diferencia de los gatos adultos en que estos últimos tienen dos molares arriba y otros dos abajo que no están en la “dentadura de leche”

¿Cómo empezar a cepillarle los dientes a mi gato?

Puedes enseñar a tu gato a aceptar gustosamente que le cepillos los dientes siempre que lo hagas con delicadeza y paciencia. Necesitas un cepillo de dientes o incluso puede ser uno para niños, ya que estos son pequeños y tienen las cerdas muy suaves, además  pasta de dientes especiales para gatos (no puede ser la pasta dental que usas tú).

Sigue los siguientes pasos y lograrás establecer una rutina de cepillado con tu gatito

1. Primero acostumbra a tu gatito a que se le manipule la boca. Puedes empezar masajeando sus mejillas con tus dedos, a lo largo de las encías. Para darle un refuerzo positivo, puedes invitarle un treat luego de masajear sus mejillas.

2. Luego, puedes practicar masajeando sus encías directamente (por debajo de las mejillas) con suavidad y sin pasta dental.

3. Una vez que se acostumbre, utiliza un cepillo dental para gatos con pasta especial de gatos.

4. Sé consistente, esta rutina es importante seguirla de manera diaria. Lavarle los dientes una vez por semana o de manera Inter diaria es mejor que nada, ¡pero no es lo óptimo! Lo mejor siempre va a ser realizar el cepillado todos los días, evitando la acumulación de bacterias, sarro o placa.

Principales problemas bucodentales de los gatos:         

  • Placa dental: supone el origen de la mayoría de las afecciones dentales y se forma cuando la película que recubre el diente, que está formada por saliva y bacterias no patógenas, va aumentando de grosor si no se renueva adecuadamente.
  • Sarro: los veterinarios se refieren a él como cálculo dental y no es otra cosa que una placa dental engrosada, es decir, que tiene un gran número de bacterias adheridas al diente y que con el tiempo han acumulado sales minerales (entre ellas, el calcio) y gran cantidad de bacterias patógenas. Esta es una de las razones por las que a tu gato le huele el aliento.
  • Gingivitis: literalmente es la inflamación de las encías y siempre va asociada, en mayor o menor grado, a los demás trastornos de la boca. Una gingivitis muy grave puede suponer la desaparición de la encía y con ella la pérdida de dientes del gato
  • Enfermedad periodontal: se trata de una placa dental que causa infección en las encías (piorrea). Se debe intervenir cuanto antes por dos razones igual de importantes: al gato se le caen los dientes y el pus de la infección llega al estómago, desde donde la sangre reparte por todo el organismo las bacterias que contiene. Para hacernos una idea, algunas enfermedades del corazón tienen origen en estas bacterias del pus bucal.

En el caso de gatitos con la dentadura muy descuidada, también se harán exodoncias (extracción de dientes) que no son recuperables y que, por el contrario, le generan dolor o incomodidad al gatito. La profilaxis, al ser una cirugía requiere de análisis pre quirúrgicos. Sin embargo, la mayoría de las veces esto puede ser evitado si se mantiene una buena higiene dental en casa, cepillando los dientes a diario.

 Es importante revisar la boca de tu gato de vez en cuando para detectar posibles problemas, en especial cuando empiezan a ser mayores. Llévalo periódicamente a al veterinario para su revisión anual (si es viejito, hazlo dos veces al año), así pueden eliminar el sarro de sus dientes, tratar la placa o los dientes dañados

Deja un comentario