in

Como convivir con un gato ciego

La visión normal de un gato es superior a la de un humano con visión 20/20. Y uno de los problemas más frágiles y frecuentes que puede sufrir nuestro pequeño felino es la perdida de vista, principalmente por motivos de vejez.

¿Cuáles son las causas de pérdida de visión en gatos?

Las causas más frecuentes por los que un gato puede quedar ciego o con baja visión son:

  • Desprendimiento de retina, normalmente debido a hipertensión arterial.
  • Traumatismos que causen daño en el ojo.
  • Enfermedades que pueden necesitar la extracción completa del ojo, como ejemplo un cáncer en el ojo.
  • Uveitis: inflamación dentro del ojo.
  • Glaucoma: aumento de la presión en el ojo.
  • Degeneración de la retina.
  • Cataratas
  • Lesiones

Cómo controlar la ceguera de tu gato

Por naturaleza los gatos son animales bastante independientes, por lo que les resulta relativamente fácil adaptarse a la pérdida de visión. La mayoría de gatos podrán disfrutar de una vida feliz y tranquila después de haber perdido visión.

He aquí algunos consejos sobre cómo vivir con un gato ciego.

  • Mantén las cosas en el mismo lugar. Resiste la tentación de cambiar de lugar tus muebles o de mover la caja de arena de tu gato y los platos de comida.
  • Mantén el desorden al mínimo. Cuantos menos obstáculos tenga que superar tu gato, mejor será.
  • Mantén el horario regular de tu gato. Ahora no es el momento de empezar a comer por la noche en vez de por la mañana, o viceversa. Los cambios de horario importantes solo contribuirán a la desorientación de tu gato.
  • Trata de mantener tu propio horario de trabajo uniforme. Tu gato nunca pudo leer un reloj, pero se ha acostumbrado a tus idas y venidas regulares, y dependerá de ese horario ahora más que nunca.
  • Darles confianza y tranquilidad, háblale suavemente para anunciar tu presencia.
  • Indica las zonas de peligro para nuestro gato con una bolsita de aroma o aceite de limón.

La detección temprana de problemas de la vista es muy importante

Cuanto antes te des cuenta de que tu gato tiene dificultades para ver, antes podrás darle el tratamiento que necesita. Aunque la ceguera no siempre se puede prevenir, el tratamiento a buen tiempo puede salvar la vista de un gato en algunos casos, o al menos extender su visión un poco más. Siempre consulta a tu veterinario tan pronto como puedas para obtener el mejor resultado posible.

Deja un comentario