in ,

¿Cómo detectar si mi gato tiene cálculos a la vejiga?

Los cálculos en la vejiga de los gatos es una condición bastante común en estos animales, debido a la poca ingesta de agua que realizan. Cuando se consume poca agua, se acumulan micro-sólidos en la vejiga que forma lo que coloquialmente llamamos “piedras” en la vejiga. Otras de las causas es que está asociada con el estrés.

En los gatos, la formación de cálculos «piedras» en la vejiga es más frecuente que en otros animales.

Los urolitos, comúnmente conocidos como cálculos en la vejiga, son pequeñas concentraciones de minerales que se forman en el tracto urinario de los animales. Los gatos de cualquier raza y edad pueden desarrollar cálculos en la vejiga, mismos que se presentan en una variedad de formas y tamaños. Si no se tratan, los cálculos pueden irritar el tracto urinario, causar sangrado y hasta bloquear el flujo de orina, provocando un daño irreversible en los riñones y la muerte. Conocer las señales y los síntomas de los cálculos en la vejiga es crucial para ayudar a la detección temprana y al tratamiento de tu gato.

¿Cómo detectas si tu gato tiene cálculos en la vejiga? 

El cálculo en la vejiga produce un gran dolor cuando trata de salir de su organismo, por eso es muy frecuente que tu gato maúlle más de lo normal o no quiera alimentarse como normalmente suele hacerlo. La intranquilidad a la hora de dormir es otro posible síntoma de alarma y en los casos ya extremos comienzan a botar sangre por la orina.

 

Síntomas. 

Es importante que permanezcas alerta a las señales de que tu gato podría tener urolitos. Los síntomas más comunes  incluyen:

  • Dificultad o dolor al orinar (disuria)
  • Orina con sangre (hematuria) 
  • Micción frecuente en pequeñas cantidades  
  • Lame en exceso sus genitales   
  • Orina en lugares inusuales

Predisposición Genética

Ciertas razas de gatos, como los himalayos, tienen una predisposición genética al desarrollo de depósitos minerales en la vejiga.   Sin embargo, hay otros factores que pueden causar la acumulación de minerales en cualquier raza de gatos.

  • Una dieta alta en ácidos o calcio, magnesio o fósforo, podría causar la acumulación de minerales en la vejiga.   
  • El bajo consumo de agua puede causar la acumulación de minerales en la vejiga. 
  • Una infección en el tracto urinario puede ocasionar la formación de cálculos en la vejiga.   
  • Ciertos medicamentos y suplementos, incluyendo a la furosemida (Lasix), la cortisona, el ácido ascórbico, la tetraciclina y las sulfamidas, pueden causar cálculos en la vejiga cuando se usan durante periodos prolongados de tiempo si el gato tiene una tendencia genética a la formación de urolitos.   

¿Cómo tratar los cálculos en la vejiga en gatos?

  • Consumo de agua. El consumo abundante de agua reduce la formación de cálculos. Algunas formas para conseguirlo son cambiar los bebederos de lugar regularmente, aumentar el número de estos o aportar comida húmeda.
  • Antibióticos. El uso de antibióticos se recomienda para tratar la infección de orina  asociada o, si no la hay, para prevenirla.
  • Antiinflamatorios. Su papel es fundamental, ya que disminuyen la inflamación reduciendo el riesgo de obstrucciones, y al ser analgésicos hacen que el gato se sienta mejor y coma y beba más.
  • Cirugía. Si lo todo lo anterior no funciona, si hay riesgos serios de obstrucción o si el cálculo es demasiado grande para salir por sí mismo, no queda otro remedio que recurrir a una operación quirúrgica para extraerlo.

Consejos 

  • Revisa con frecuencia la caja de arena de tu gato a fin de asegurarte de que esté orinando normalmente.
  • El agua de tu localidad podría ser dura. De ser este el caso, lo anterior significa que contiene minerales que no se disuelven en el cuerpo y que podrían acumularse en la vejiga. Si sospechas que este es el problema, usa agua filtrada tanto para beber tú como para darle a tu mascota.
  • No alimentes a tu gato con comida demasiado salada.

Consulta al veterinario. Él podrá diagnosticar los cálculos en la vejiga y determinará cuán grave es el bloqueo que padece tu gato.

Deja un comentario