in

¿Cómo evitar las peleas entre gatos?

Los gatos son animales territoriales y a veces pelean para defender su zona. Intentan por todos los medios evitar el conflicto, dejando marcas claras para que todos los demás sepan donde comienza su territorio y no pasen; pero si hay escasez de recursos, harán lo que sea necesario por defender lo que es suyo.

Los gatos que entran y salen libremente de casa son más propensos a toparse con algún felino extraño y pueden producirse peleas. Al producirse fuera de casa son más difíciles de evitar.

¿Por qué se pelean los gatos?

Muchas peleas comienzan con un gato que protege lo que él considera suyo, ya sea un área, un juguete o un ser humano.

Los motivos principales que causan peleas entre gatos son los siguientes:

  • Lucha por el territorio: Especialmente cuando un nuevo felino llega a casa es posible que los gatos que ya viven en el hogar muestren cierto rechazo. Se producen bufidos, emboscadas y puede que tu gato no deje al nuevo acceder a la comida o al agua. Dependiendo del carácter de los gatos, si son machos o si no están esterilizados pueden llegar a producirse heridas si la enemistad va a más. Esta situación puede provocar estrés en el nuevo felino y retrasar su adaptación a la casa.
  • Lucha por las hembras: Cuando conviven varios gatos en casa, entre ellos machos y hembras sin esterilizar, pueden producirse muchas peleas. Especialmente durante la época del celo, los machos intentarán acaparar a la hembra.
  • Defensa: Cuando un gato se siente amenazado o acorralado puede volverse muy agresivo. Puede asustarse de una persona extraña, un perro u otro gato desconocido. Se sienten especialmente asustados si están acorralados y no pueden escapar de esa situación.

Consejos para detener las peleas entre gatos

  •  Procura estar al tanto de las necesidades de espacio de tu bolita de pelo y asegúrate de que todos tus gatos tengan sus propios recursos (comida, arenero, cama, juguetes y espacio), ya que compartir recursos puede causarles estrés y aumentar la probabilidad de que los gatos peleen.
  • Reintroduzca lentamente (o en el caso de un gato nuevo, presente) a los dos gatos. El momento exacto de cuándo comenzar este proceso variará de un caso a otro, dependiendo de la gravedad de los problemas de relación.
  • Si tu gato sale al exterior, puedes utilizar una puerta electrónica para gatos que solo se abra para él. 
    Si tu gatito está siendo perseguido por otros gatos, una puerta electrónica garantiza que él (y solo él) pueda acceder a su hogar o a una habitación específica y descansar en un refugio seguro, sin ser molestado por el felino agresor.
  • Llama su atención: Di un «¡No!» enérgico u otra palabra en tono alto. Un silbido o un golpe también vale. Debes captar la atención de los gatos para que dejen de prestar atención a la pelea. Eso probablemente hará que el individuo menos dominante huya.
  • Algunos autores recomiendan echarles por encima una manta que haga que tengan que separarse para verse de nuevo.
  •  No te interpongas. Evita que redirijan hacia ti los arañazos. Hay que evitar que la relación entre tú y tu gato se deteriore.
  • Nunca emplees el castigo físico: Las agresiones nunca son productivas. Solo conseguirás que la relación con tu gato empeore.

También puedes leer:

Deja un comentario