in ,

¿Cómo fortalecer los huesos de los gatos?

Al igual que los humanos, los gatos pueden tener problemas en los huesos, pudiendo llegar a causar dolor y malestar en tu felino.

Cuando sabes que tu gato es generalmente activo pero luego empieza a tener dificultad para saltar  por los alrededores o se queda todo el día sin salir a explorar, es porque probablemente esté sufriendo un dolor articular

Al igual que nosotros, los huesos de los gatos pueden debilitarse y las articulaciones tornarse rígidas y dolorosas; por uso es tan importante el cuidado articular en los gatos.

¿Cómo saber si mi gato tiene un problema de huesos?

Un felino saludable se mueve de forma armoniosa, casi fluida. Esto es gracias a una interacción perfecta de articulaciones, músculos y estímulos nerviosos. Las primeras señales de alarma para problemas óseos y articulares es una libertad de movimiento reducida. 

El gato tiene problemas para saltare incluso para sentarse en el areneroSu caminar se hace más rígido, o puede que hasta cojee, pero también es posible que tu minino tense la cara o maúlle de dolor.

¿Cuál es la causa del dolor articular en los gatos?

Tanto para las personas como para los gatos, las causas de los problemas articulares se pueden dividir, generalmente, en dos categorías diferentes:

  • Por un mal desarrollo y degenerativas. Como su nombre indica, por un mal desarrollo es cuando los huesos y las articulaciones de los gatitos y gatos jóvenes no se desarrollan correctamente al crecer.
  • Por otro lado, un proceso degenerativo significa que los huesos, articulaciones o ligamentos se van degradando lentamente con el tiempo, lo que se observa con más frecuencia en los gatos adultos. Aunque cada felino es diferente, hay algunos factores comunes como traumatismos y daños accidentales, aumento de peso, edad y desgaste general.

Enfermedades del sistema óseo

 

  • La artritis;  artritis felina, es una enfermedad degenerativa inflamatoria crónica de las coyunturas y el desgaste de las articulaciones del gato provocando dolor, rigidez y pérdida de movilidad.
  • Artrosis en gatos: La artrosis es una forma degenerativa de la artritis. Después de una inflamación por un trauma o una inflamación articular como la artritis, el cuerpo genera tejido conectivo y óseo alrededor de la articulación inflamada. Estos cambios reducen aún más el movimiento.

La artrosis es una enfermedad ósea que afecta a los gatos más mayores, mientras que la artritis puede afectar a un gato de cualquier edad.

Prevención de los problemas óseos en gatos

  • Un estilo de vida saludable es importante para la salud ósea de los gatos y la mejor prevención contra las enfermedades óseas y articulares.
  • Una alimentación sana y equilibrada y mucho movimiento.
  • Si tu minino ya sufre de dolores al moverse o si sabes que ha tenido lesiones en los huesos o articulaciones, un apoyo de la función articular y ósea son de gran ayuda.  Como los complementos alimenticios con nutrientes que ayudan la salud articular, como las glucosaminas y los ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Nutrientes para el cuidado de los huesos y articulaciones

  • Grasas saludables, como los ácidos grasos Omega 3 y 6, que se encuentran en los aceites de pescado y en alimentos como las semillas de lino.
  • La glucosamina y la condroitina son compuestos excelentes para la salud de los huesos y articulaciones, desempeñando un papel fundamental para los movimientos suaves y pausados que hace su gato.
  • La cúrcuma y el jengibre pues tienen actividad antiinflamatoria.
  • Los productos con extracto de mejillón de labios verdes de Nueva Zelanda son muy populares, pues contienen una combinación natural de glucosaminas, ácidos grasos omega-3, aminoácidos, vitaminas y minerales, que son un gran apoyo para las funciones articulares.

En conclusión, la manera óptima de cuidar las articulaciones de los gatos de todas las edades es, en primer lugar,  es brindándoles una buena nutrición a través de alimentos o suplementos naturales para gatos. Monitorizar su comportamiento y marcha o movimientos para detectar si se observa algún problema. Si cree que hay algo que no está bien, haga lo que pueda para reducir la causa y llévelo inmediatamente al veterinario.

 

Deja un comentario