in ,

¿Cómo saber cuándo una gata va a parir?

El momento en el que una gata va a dar a luz es especial y delicado especialmente si es primeriza. Como sabemos los gatos  son seres bastante esquivos y reservados, por lo que es posible que uno no pueda detectar cuándo va a alumbrar.

¿Cuándo se pueden quedar embarazadas las gatas?

Las gatas son conocidas por ser ovuladoras reflejas, lo que significa que ovulan cuando un macho copula con ellas. Esto significa que pueden quedar embarazadas en cualquier época del año.

Síntomas de que tu gata va a parir 

Pasado el tiempo de gestación es necesario estar atento y observar a tu gata para más o menos predecir cuándo será el parto. Los cambios que puedes observar son los siguientes.

  • El primer instinto que tienen las gatas unos días antes de dar a luz es preparar su »nido». Buscará un lugar tranquilo para dar a luz y es posible que lleve objetos a este lugar. Puedes facilitarle la tarea ofreciéndole una caja con un fondo blando y cómodo. Puedes colocar también empapadores para que luego te sea fácil limpiarlo. Es posible que llegado el momento la gata dé a luz en otro sitio que no sea el que has preparado, por lo que no hay que preocuparnos.
  • Come menos y duerme más.
  • Esta inquieta, nerviosa. Como es normal, una gata a punto de dar a luz (sobre todo si es primeriza) tendrá problemas para canalizar sus emociones.
  • Cambios de temperatura. La temperatura disminuye de 38 ºC a 36’5 ºC.
  • Incremento del tamaño de las glándulas mamarias. Estas se disponen en 2 filas paralelas y en total son 8, por lo que se hacen bastante observables al final de la gestación. La gata empieza a producir leche un par de días antes del parto. 
  • Se observa una secreción sanguinolenta o marrón que sale de la vulva.
  • Se lame frecuentemente la vulva.
  • Poco apetito. Notarás que tu mascota está a punto de parir si de repente come bastante menos en los 2-3 días antes del parto.
  •  Tiene contracciones seguidas que indican el momento de dar a luz.
  • Si la respiración es acelerada e incluso la gata abre la boca para respirar puede ser señal de que empiezan las contracciones.

¿Cómo ayudar a una gata a parir?

El parto es un proceso en el que las gatas deben tener el control absoluto. Esto significa que los dueños no deben intervenir en ningún momento, a menos que los pequeños no respiren o se produzca un sangrado abundante. Sobre todo, evita tocar a la madre y a los hijos, pues en este instante es cuando la familia genera sus lazos a través del olfato. Por ello, cualquier aroma extraño podría ocasionar que la madre abandone a sus crías.

Si ves que está teniendo problemas para expulsar a un gatito puedes ayudarla internando introducir la punta de un dedo, siempre usando guantes de látex, entre la pared vulvar y el pequeño para recolocarlo un poco, hazlo muy suavemente para no causar daño. Nunca estires de una cría para ayudarla a salir, ya que puedes hacerle mucho daño a ella y a la gata, incluso provocar la muerte de la cría.

Asegúrate de que la gata expulsa todas las placentas de sus crías. De lo contrario o si tienes dudas, acude al veterinario, ya que no deben quedarse dentro o producirán una infección.

Deja un comentario