in ,

¿Cómo saber si mi gato es inteligente?

El concepto de inteligencia está ligado a la capacidad de entender o comprender algo, así como a la capacidad de resolver problemas, vinculadas a procesos mentales como la percepción y la memoria.

Este concepto abarca tanto lo animal como lo humano. Los gatos tienen la habilidad de almacenar diferente tipo de información, que van recolectando a través de sus sentidos (olfato, gusto, vista, tacto y oído),de la interacción con otros animales y con seres humanos y la relación que tienen con su entorno.

El hecho de que tengan habilidades diferentes a los perros no significa que los gatos no sean tan inteligentes, y tal vez incluso más.

El cerebro de un gato

El cerebro de un gato,  es pequeño, ocupa alrededor del 0,9% de su masa corporal, en comparación con el 1,2 % del perro promedio. De hecho, la corteza cerebral compleja de un gato tiene el doble de neuronas que la de los perros. Esta es el área del cerebro que interpreta la información, el lenguaje y la toma racional de decisiones.

¿Hay unos gatos más inteligentes que otros?

Como en todos los mamíferos, en los gatos hay personalidades y diferencias muy marcadas, hay líneas de gatos, con familias más inteligentes que otras. No se trata de razas, sino de individuos.

Los parámetros que se tienen en cuenta al momento de determinar la inteligencia de un gato están ligados a la facilidad que tengan estos de llevarse bien con los humanos. Es un lineamiento que apunta directamente a la convivencia.

Normalmente estos rankings los encabezan las razas más nobles, más dóciles y que mejor se adaptan a la vida en el hogar, por ejemplo, el scottish fold, el ruso azul o el ragdoll y proporcionalmente, los últimos lugares los designan las razas que tienen un menor tiempo de domesticación y se caracterizan por ser más independientes.

¿Como saber si mi gato es inteligente?

1. Es sociable

Si tu gato viene a ti cuando lo llamas, si te saluda cuando vuelves a casa o si sabe que la forma de tenerte feliz es acostarse a tu lado en el sofá, eso significa que sus habilidades sociales están  bastante desarrolladas, y es una señal de su inteligencia.

Por supuesto, si tu gato se comunica constantemente contigo con vocalizaciones continuas, y a través de expresiones no verbales, también te demuestra que es inteligente.

2. Es autosuficiente

La inteligencia de un gato también se mide por su capacidad para valerse y hacerse cargo por sí mismo, en caso de que se encuentre en una situación de supervivencia.

Si coges un gato y un perro y los dejas en la calle para que se valgan por sí mismos durante diez días, es probable que el gato regrese gordo y feliz. El perro, por otro lado, si logra hacerlo bien, probablemente sea debido a que fue alimentado por extraños al mostrarse cariñoso.

¿Eso supone que los perros son menos aptos cuando se trata de sobrevivir por su cuenta? No exactamente. Simplemente significa que los gatos tienen una naturaleza más autosuficiente, algo de inteligencia callejera y una habilidad especial para cuidarse a sí mismos.

3. Sabe expresar sus emociones

Los gatos, incluso más que los perros, son expertos en hacerte saber que algo los está molestando. Ya sea que se trate de una nueva marca de arena para gatos o la ausencia o presencia de alguien nuevo en el hogar que esté causando un cambio en la rutina, los gatos expresan sus opiniones de varias maneras. Los perros generalmente pasan por alto estos problemas, ya sea porque están menos molestos por los cambios en la rutina o porque son menos capaces de expresar su descontento.

Si tu gato acostumbra a interactuar contigo, comunica sus emociones, nota el cambio más leve en la casa y expresa su insatisfacción, es un signo de inteligencia.

4. Tiene buena memoria

De hecho, son capaces de recordar muchas cosas, los recuerdos a corto plazo de los gatos son fuertes, pero sus recuerdos a largo plazo son aún más duraderos.

5.-Capacidad de seguir órdenes

En este aspecto tiene mucho que ver el tiempo de respuesta que le toma a un felino seguir una instrucción. Se sobreentiende que los gatos más inteligentes son aquellos que son capaces de comprender un mayor número de comandos y palabras, y se deriva de que el animal se interese por lo que su cuidador le diga, y que tenga la suficiente disposición de seguir las instrucciones.

Deja un comentario