in

¿Cómo saber si tu gato está envejeciendo?

Con el pasar de los años nos vamos haciendo mayores, y junto a nosotros nuestros adorados mininos. Se sabe que los gatos tienen un promedio de vida mucho menor al de los humanos. Una vez que nuestro gato cumpla 12 años, debemos estar atentos a los cambios que tendrá.

Con el pasar de los años, el pelo suave y brillante de nuestro gato puede cambiar de color y pasar a ser de un tono gris, además se pueden apreciar algunos pelos más blancos alrededor de los ojos. Esto es algo normal, sin embargo es una señal de que se esta haciendo viejo.

Teniendo una adecuada atención con nuestro minino, se puede prevenir los problemas más comunes relacionados con la edad. A continuación, te presentamos los aspectos que debes vigilar:

Cambios de comportamiento al ser cepillado

Nuestro gato puede necesitar ayuda para seguir manteniendo su pelo limpio y oliendo bien. Y es que a medida que van envejeciendo disminuye la flexibilidad para doblarse y pueden perder el interés en limpiarse o lamerse, esto ocasionará que se su pelo se ensucie o se vea “grasosa”. Por otro lado, sus uñas se desgastarán menos si camina poco o trepa menos, por lo que debemos recortarlas con regularidad.

El cepillado diario ayuda a reducir la cantidad de pelo suelto que pueda tener nuestro gato y evita que se lo trague cuando se este lamiendo, de esta manera disminuye la bola de pelos en su intestino.

Con una adecuada alimentación, un cepillado diario y un baño de vez en cuando, nuestro gato se mantendrá brillante y sano y pasará más tiempo con nosotros.

Ten en cuenta que los gatos no pierden el pelo con la edad, debes llevar a  tu gato al veterinario si está perdiendo pelo.

Secreciones anormales

En nuestros gatos las secreciones anormales o con mal olor provenientes de nariz, ojos, boca, orejas o zona perianal puede ser un signo de infección. Si encuentras pus o sangre en tu gato, debes llevarlo inmediatamente al veterinario.

Problemas intestinales

Si observas a tu gato vomitar o tiene diarrea, se puede deber a que comió algo en mal estado o a que ingirió una bola de pelos. Este problema puede causar deshidratación en tu gato o puede ser señal de enfermedades renales, pancreáticas, etc. Debes llevarlo de inmediato al veterinario si el problema persiste.

Cambios en la respiración

Los gatos sanos tienen entre 20 y 40 respiraciones por minuto cuando están descansando. Si respira muy rápido o jadea puede significar que nuestro gato siente dolor, tiene temperatura o esta padeciendo alguna enfermedad respiratoria. Si escuchas a tu minino toser, se puede deber a que tiene las vías respiratorias inflamadas o problemas cardíacos. Debes visitar al veterinario para un chequeo general.

Problemas en boca y dientes

Los gatos mayores son propensos a sufrir enfermedades dentales o tumores orales, pueden necesitar limpieza frecuente, así como un cambio en su dieta y golosinas especiales que reducen la acumulación de sarro.

Si tu gato no tiene muchos dientes puede tener problemas para masticar, será necesario un alimento semihúmedo o enlatado que sea fácil de masticar y digerir

Hipertensión

La presión alta afecta a los gatos mayores, debido a esta enfermedad pueden perder la vista, beber más agua y orinar frecuentemente. También pueden tener una mirada perdida o maullar desesperadamente.

Recuerda que es necesario que un veterinario examine a tu gato de edad avanzada por lo menos dos veces al año.

También te puede interesar:

Deja un comentario