in ,

Conmovedor momento de una madre gata con sus hermosos gatitos.

Una madre gata y sus gatitos siempre tienen una relación muy especial. Ellas en todo momento protegen a sus pequeños gatitos, también los alimentan, los limpian y los miman durante todo el día.

Un gatito recién nacido nace ciego, sus ojos normalmente no los abre hasta que tiene de 10 a 12 días de edad. Lo mismo sucede con su capacidad auditiva, ya que no oyen nada hasta varios días después del nacimiento, a pesar de que estos recién nacidos tienen otros sentidos para guiarse.

La madre naturaleza ha proporcionado a estas pequeñas criaturas un maravilloso reflejo de arraigo, lo que les permite encontrar el origen de sus alimentos. Sin embargo, encontrar la leche de origen se logra con la ayuda de la mamá, que anima a sus gatitos a alimentarse un par de minutos después del nacimiento lamiéndolos y acariciándolos hacia sus pezones

 

 

La mamá gata también asiste a sus gatitos con las actividades de aseo, lamiendo sus patitas y el lomo para estimular la liberación de la orina y las heces. Los gatitos son maravillosos, pero tienen algunos cuidados especiales que se les tienen que dar, porque como cualquier bebe, son muy débiles e indefensos y necesitan ser cuidados con mucho amor.

Si alguna vez has tenido una gata que ha dado a luz, es probable que la mamá haya movido de lugar a sus crías alguna vez. Incluso aunque le hayas proporcionado un bonito y cómodo nido, puede que ella haya decidido mudarse con su familia a otro lugar, no lo tomes como algo personal, no es un comportamiento inusual.

Recuerda que los niños no deben visitar ni manipular a los gatitos a menos que puedan permanecer tranquilos y sujetarlos con suavidad. Siempre lávate bien las manos antes de coger a los lindos gatitos, ya que su sistema inmunológico no está lo suficientemente desarrollado para combatir microorganismos dañinos.

 

 

Deja un comentario