in ,

Cuidados que requiere esta hermosa raza de gatos: “Bosque de Noruega”

A los gatos de raza bosques de Noruega se les conoce como «dulces gigantes» por qué cautiva su encanto natural. A pesar de su tamaño, estos felinos son extremadamente dóciles y tranquilos. Una vez superado el periodo de crecimiento, llegan a pesar hasta 8 kilos. Estos mininos son tan sociales que aman compartir su espacio con otros animales. El ejemplar de estos gatos puede costar entre 700 y 1000 euros.

El Bosque de Noruega es una raza de gato endémica de los países escandinavos. Actualmente tiene gran popularidad como felino doméstico en hogares de toda Europa. Ellos poseen un pelaje semilargo. Estos cuentan con dos capas de pelo, una superior con pelos más largos que actúa como impermeable, y otra inferior mucho más espesa. Mudan su pelo con el cambio estacional.

El pelaje de los bosques de Noruega puede presentar cualquier color característico de los gatos domésticos, incluso estar combinado con el blanco. Pueden tener los colores a rayas, a manchas, más o menos intensos, con tonalidades en negro, azul, rojo, y ámbar.

Además, los bosques de Noruega se encuentran perfectamente adaptados a las duras condiciones climáticas de su país de origen. Su pelaje grueso e impermeable es ideal para poder soportar los inviernos escandinavos tan extremos y nevados. Una vez han perdido este pelo espeso y acolchado, ya están preparados para disfrutar del clima seco y caluroso del norte de Europa en verano.

Esta raza suele ser confundida con el Maine Coon, por la similitud en sus colores, sin embargo los gatos bosque de Noruega son menos grandes.

Estos gatos, tienen una predisposición a la miocardiopatía hipertrófica. Esta enfermedad cardiaca es resultado de un engrosamiento asimétrico en el ventrículo izquierdo. Realizar una ecografía cardiaca a los gatos con los que se vaya a tener las crías es el mejor método para detectar las enfermedades del corazón hereditarias en una etapa temprana y prevenir que los gatitos que nazcan las sufran.

 Ellos deben recibir una nutrición adecuada. Una dieta que contenga una elevada cantidad de carne fresca con proteínas saludables ya que ellos son carnívoros. La carne debe encontrase en el primer lugar de la lista de ingredientes.  Además, los gatos no deben consumir solo carne procedente de los músculos, sino también de las vísceras, por ejemplo, el corazón o el hígado.

Si estás pensando en adoptar un gato de esta raza deberás llevarlo  periódicamente al veterinario con el fin de prevenir y detectar a tiempo algunas de las  enfermedades. Además de mantener las vacunas al día.

Deja un comentario