in ,

¿Cuándo un jadeo es normal en un perro?

Es posible que observes que tu perro jadea con la lengua colgando por un lado de la boca. El jadeo es un tipo de respiración rápida y poco profunda que ayuda a que el perro regule su temperatura corporal y la mantenga en un nivel adecuado para su bienestar.

Los perros jadean cuando tienen calor, pero también cuando ríen, cuando tienen miedo, padecen estrés o sufren sobrepeso. El jadeo del can también puede ser señal de que el can sufre alguna enfermedad.

Jadeo excesivo en perros: ¿Cómo identificarlo?

El jadeo en perros puede dividirse en dos tipos:

  • Jadeo normal
  • Jadeo excesivo.

1.- Jadeo Normal; es una respuesta fisiológica que se produce cuando el organismo del perro necesita evacuar el exceso de calor. El jadeo también puede ser normal si el perro, aunque no tenga calor, vive una situación de mucha ansiedad (esto se conoce como jadeo conductual), miedo o emoción. En ese sentido, los perros son iguales que nosotros: su cuerpo sufre cambios fisiológicos como respuesta a situaciones intensas, positivas o negativas.

2.  Jadeo excesivo.; Si el perro jadea mucho y respira muy rápido o hiperventila sin causa aparente o no deja de jadear, puede que se trate de un jadeo excesivo o anormal. Podemos identificar un jadeo anormal por pistas como:

  • El jadeo dura más tiempo de lo normal, o es especialmente fuerte.
  • El perro no tiene calor, no se siente excitado ni parece tener miedo. Es decir, no hay motivos evidentes para que el perro jadee.
  • Suena diferente del jadeo normal. Puede ser más ruidoso, pesado, o ir acompañado de sonidos inusuales en el sistema respiratorio del animal.
  • El perro parece estar esforzándose mucho para jadear.
  • El jadeo aparece de forma repentina o sigue patrones extraños (el perro jadea, luego para, después retoma el jadeo…).

Posibles causas del jadeo anormal en perros

  • Golpe de calor. Si el perro jadea mucho y babea en un entorno de calor excesivo, o tras haber hecho ejercicio en un día de altas temperaturas, tal vez esté sufriendo un golpe de calor. Puede presentar otros síntomas, como ojos vidriosos, taquicardias… los golpes de calor son muy peligrosos, por lo que nunca deberíamos sacar a nuestro perro a la calle en las horas más calurosas del día.
  • Obesidad. Un perro obeso será propenso a sufrir todo tipo de enfermedades y, por supuesto, se cansará y jadeará de forma excesiva con cualquier esfuerzo físico.
  • Predisposición por su raza. Hay razas de perros que tienden a jadear de forma excesiva. Son aquellas con el hocico corto o totalmente chato, las llamadas braquiocefálicas: bulldogs, bóxer, etc. Estos perros tienen dificultades para respirar, por lo que su jadeo suele ser muy ineficiente y es habitual que lo hagan de forma excesiva.
  • Enfermedad del corazón. El jadeo excesivo también puede ser síntoma de dolencias como la cardiomiopatía canina, sobre todo si va acompañado de otros síntomas como el exceso de fatiga, tos y aletargamiento. Las enfermedades del corazón suelen provocar un déficit de oxígeno en el organismo del perro, y el jadeo es la forma que tiene el cuerpo de compensar este problema.

Recomendaciones ante un excesivo jadeo en los perros

  • Darle un poco de agua a tu perro. La forma más rápida de ponerle fin al jadeo saludable es darle  agua fría.
  • Traslada a tu perro a un entorno fresco. Llévalo a una habitación fresca y enciende un ventilador. Si hace calor adentro pero afuera está fresco, sácalo a que tome un poco de aire. Llevarlo a un lugar más frío cuando jadee facilitará mucho más que regrese a la normalidad.
  • Ayuda a tu perro a relajarse si está ansioso, llévalo a un lugar tranquilo y empieza a acariciarlo. Dale un par de premios, reproduce música tranquilizadora y deja que se relaje.
  • Presta atención a los síntomas de deshidratación. Abre la boca de tu perro para fijarte si tiene las encías secas y pegajosas. Ambos son síntomas de deshidratación. Asimismo, pellízcale con suavidad la piel para ver si se siente seca, rígida o más firme de lo normal. Y dale un poco de agua en este momento.
  • Revisa si tiene los ojos vidriosos, aletargamiento y latidos rápidos. Ábrele la boca a tu perro para ver si tiene la lengua de un color rojo oscuro o morado. Si hace calor y tu perro tiene alguno de estos síntomas, es posible que esté experimentando un golpe de calor
  • Los jadeos junto con temblores, cojeras o gemidos indican dolor. Si tu perro jadea en exceso, es posible que tenga vidrio en una pata o un corte en alguna parte del cuerpo. Inspecciónalo y revísale las almohadillas de las patas para ver si tiene desgarros, vidrio o astillas.
  • Los jadeos también pueden indicar un envenenamiento o una reacción alérgica.

Si tu amiguito peludo no deja de jadear o si la frecuencia de sus jadeos no se detiene, acude inmediatamente al veterinario.

 

 

Deja un comentario