in

Degradan a oficial de policía por abandonar a su perro K-9 retirado en un refugio.

Ringo es un lindo perrito que sirvió como oficial K-9 en la policía de Jackson, Mississippi, durante casi 10 años. Él fue retirado en octubre y lamentablemente el detective Carl Ellis quien era su cuidador decidió entregarlo a un refugio local en vez de acogerlo en su hogar luego de tantos años de servicio a su lado.

Este héroe canino olfateaba drogas, realizaba búsquedas, rescates y seguimientos junto a su compañero Alpha, un oficial canino veterano.

Anthony Fox comentó:

«Ellos sirvieron muy bien a la ciudad. Cientos de miles de dólares, incontables incautaciones de narcóticos».

Según el sargento Roderick Holmes, se pensaba que Ringo viviría con Ellis, pero este hombre decidió entregarlo al refugio sin el consentimiento del departamento de la policía de Jackson (JPD).

Una vez que el departamento se enteró de la entrega de Ringo y su posterior adopción, Ellis fue «reasignado a realizar tareas de patrulla».

Randy Hare fue entrenador del perrito hace nueve años y también fue quien también lo adoptó tras descubrir por medio de Intenet que había sido entregado a este refugio de Madison

Randy agregó:

«Independientemente de cómo sucedió o por qué sucedió, sucedió. Se suponía que debían retirarse con sus manejadores y estar con sus manejadores. El tratamiento de los perros que participan en la aplicación de la ley a veces es realmente bueno y a veces no es tan bueno. Muchas veces son tratados como un equipo, y cuando son tratados como un equipo, a veces son eliminados como Equipo».

En un comunicado el JDP se dijo:

«El Departamento de Policía de Jackson respeta y sostiene a nuestros caninos con gran consideración, al igual que lo hacemos con cualquier otro oficial dentro de nuestro departamento. Son una familia, y creemos que no merecen nada menos que un hogar lleno de amor en la jubilación».

En el año 2000 el entonces presidente Bill Clinton firmó una ley para que los perros militares y policiales fueran adoptados por sus manejadores. Antes de esta ley los perritos solían ser sacrificados.

El jefe de JPD, James Davis dijo que ha «implementado de inmediato un protocolo que requiere controles trimestrales de bienestar para todos los caninos, tanto en servicio activo como retirados».

JPD finalmente dijo:

«Además, actualmente se está redactando una política que abordará los requisitos específicos relacionados con los caninos retirados y su bienestar, para que reciban la mejor atención posible».

Deja un comentario