in

¿Es malo regañar a los perros? y ¿Qué debemos hacer ante una mala conducta?

Los perros no siempre se portan bien, sin embargo, regañar a un perro no es una solución eficaz para que deje de llevar a cabo un comportamiento que no nos agrada.

Talvez tu instinto natural es regañarlo, ya que es comportamiento bastante común en los dueños de algunas mascotas; pero hay tener en  cuenta que los gritos puede propiciar una conducta de miedo, ansiedad o incluso, causar trauma en el can.

Por eso es importante saber como educarlas.

El experto Juan Camilo González, especialista en etología (comportamiento animal), nos habla que hay dos tipos de castigos o refuerzos, los negativos y los positivos. “Desde la etología, estamos tratando de trabajar desde lo positivo, evitando a toda costa los regaños, sino basar la educación en una educación ambiental, en dar la oportunidad de que el perro haga las cosas bien”.

Un ejemplo de esto, según González, es que en lugar de los regaños por orinarse en casa, es mejor sacarlo a pasear más, reforzarlo cuando orine afuera y calcular los tiempos, teniendo la frecuencia para sacarlo a la calle y así evitar que haga sus necesidades en el interior de su hogar.

Es importante tener en cuenta que la condición humana es muy diferente a la de los perros. Por esto, el experto sostiene que no se ha podido demostrar que los canes puedan asociar hechos a los diferentes momentos.

“No se ha demostrado que ellos puedan sentir remordimiento o culpa, lo que genera es un conflicto, ansiedad, inseguridad, mucho miedo, porque el perro, realmente, no entiende por qué se le está regañando, tiempo después de que él hace la acción”.

Según el especialista, si se va a hacer algún tipo de corrección esta debe ser positiva. Se debe evitar el maltrato físico, si es algo desagradable que se quede en sonidos, aplicándolo con una intención para que el animal entienda que hace algo que no se quiere, o justo cuando comienza.

Por ejemplo, según González se debe corregir así:

“Si no queremos que se acerque a la caneca, cuando él va a hacerlo se le frena, el animal entiende que no debe ir allá, lo llevo a otro lugar, juego con él. Si es así, se pueden utilizar los regaños, se le quita algo que a él le gusta. Pero si, por ejemplo, yo llego a la casa y veo que hizo un destrozo, ese regaño, realmente, no sirve para nada”.

Algunas personas afirman que sus perros sí saben que hacen algo malo, no obstante, según el experto cuando bajan la mirada, las orejas, o se esconden, no es señal que el can sabe que es culpable, lo que está haciendo es mostrar señales de calma, estrés o apaciguamiento.

Para resaltar, cuando se reprende de manera negativa, el perro va adquiriendo miedo, lo que causa que su mascota adquiera comportamientos nocivos como morder a las personas o latidos constantes.

Así mismo, no debemos olvidar que pegar a un perro se considera maltrato animal. Debes tratarlo como tratarías a tu propio hijo: acudiendo al especialista si observaras algún problema relativo a su salud o comportamiento e intentando entenderle mediante la positividad y el confort.

¿Cómo se debe regañar a un perro?

La forma adecuada de corregir a un perro es mediante un toque o mordisco (simulación de mordisco con la mano). Nunca, bajo ningún concepto debemos pegar, maltratar o lastimar a nuestro perro, con un simple toque indefenso es más que suficiente.

Lo adecuado es corregirlos justamente en el momento en el que tienen una conducta inadecuada, ni antes ni después. De esa forma, sabrán interpretar nuestro toque o mordida y comprenderán que están haciendo algo mal.

Un ejemplo práctico, llegas a casa y tu perro se ha comido su cama o la hizo trozos. No le riñas porque no servirá para nada. Sin embargo, si le ves cómo muerde la cama entonces es el momento adecuado de darle un toque acompañado de un rotundo “¡no!”.

¿Qué hacer ante una mala conducta de un perro?

Ante una mala conducta debemos pensar que es lo que hicimos mal, y normalmente la respuesta es que o bien no lo hemos educado correctamente o bien no lo sacamos lo suficiente a jugar y correr.

La mala conducta por falta de adiestramiento se corrige mediante la aplicación de una buena técnica de educación canina, y no mediante  correcciones constantes.

También te puede interesar:

 

Deja un comentario