in

Gata callejera recibe sólo comida en bolsas ¡No creerás la razón!

A menudo los animales nos han dado grandes lecciones de vida, las cuales sirven de ejemplo para muchos, esta historia es una historia digna de compartir, donde de una gata callejera recibe sólo comida en bolsas. La razón la descubriremos en este artículo.

gata callejera recibe sólo comida en bolsas - persona alimentando a gata

A esta gatita le pusieron de nombre Dongsuk, vive en Corea del Sur, todos los días cruzaba la ciudad en busca de comida: pero lo raro era que, cuando le ofrecían comida y agua; ella se negaba a comerlo, pero si recibía comida que estaba en una bolsita.

Por su parte una señora que a menudo les brinda alimentos a los animales callejeros, ya sabia de los gustos de la gatita y siempre la esperaba con su bolsita.

También te puede interesar:

¡Mujer brinda su hogar a cerca de mil gatos!
¿Cómo ayudar a mi gata en su parto?
Héroes sin capa construyen casas térmicas para perros de la calle.
Compañía cervecera pone fotos de perros en latas de cerveza para ayudarlos a ser adoptados.

Pero dejaba consternados del porqué llevar la comida y negarse a comer lo que le ofrecían en ese instante. Así que un día decidieron seguirla para descubrir el verdadero motivo de su comportamiento.

La siguieron de lejos para no asustarla, la gata vivía en los techos de un edificio, minutos después de llegar a casa con su bolsita; a su encuentro salía un minino. La gata había tenido cinco gatitos de los cuales solo uno vivía, ahora se entendía su amor maternal de conseguirle alimento a su cría.

Los vecinos de a poco se fueron ganando la confianza de la gata, hasta poder encontrarle un hogar.

Es así como una familia adoptó a Dongsuk, y a su minino, donde les brindan una mejor calidad de vida, y sobre todo ya no tiene que cruzar la ciudad en busca de alimento y lo mejor es que se encuentra junto a su cría.

Esta historia es increíble y queremos que conozcas a Dongsuk, es por eso que Tu Gato Curioso te ha recopilado estas imágenes de esta linda gatita y su cría.

Deja un comentario