in

Gata con condición especial no deja de proteger a su hermanito desde que lo salvaron.

Existen muchas personas saben lo perjudicial que puede ser para un perro o un gato de poco tiempo de nacido tener que luchar contra el frío. Es por eso, que al encontrar a estas indefensas criaturas a merced del clima, hay que actuar a tiempo.

Un par de gatos fueron encontrados en la parte externa de un edificio, desafiando el frío. Una de las gatitas protegió lo más que pudo a su hermanito, hasta que llegó la ayuda.

Ambos gatitos estaban en las calles de Brooklyn, Nueva York, cuando un vecino los vio y pidió ayuda a Hope Animal Rescue. Cuando la ayuda llegó, se preocuparon por el bienestar de ambos gatitos. Eran muy tímidos y no se movían.

Con la ayuda de un rescatista pudieron llevarlos a un lugar seguro, fue después de que los atraparon que se dieron cuenta de que sus caras se veían diferentes. El veterinario que los examinó dijo que se trata de una anomalía cromosómica, una versión felina del Síndrome de Down.

El gatito naranja también vino con una condición llamada entropión, en la que el párpado rueda hacia adentro contra el ojo. Era muy tímido y se aferraba constantemente a su hermana buscando consuelo y tranquilidad.La chiquilla multicolor, la más valiente de los dos, colmó a su hermanito de abrazos. Él era un poco más tímido con la gente, y definitivamente se sintió reconfortado al estar con su hermanita.

El atigrado naranja fue sometido a una cirugía ocular para ayudar a frenar el dolor y las infecciones producidas por su malformación. Su cuidadora lo ayudó para que recuperara la salud, y su leal hermana nunca se apartó de su lado durante ese camino de sanación.

En ese proceso, una mujer llamada Michelle Parson supo de la existencia de los hermanitos, había perdido a su amado gatito Buttons, un amoroso gato que había muerto a la edad de 15 años. Ella sentía que no estaba lista para adoptar a otro gato, pero cuando conoció a los huerfanitos, no pudo dejar de pensar en ellos.

Luego de unas semanas, buscó información de ellos y se sorprendió al ver que todavía estaban esperando un hogar. Su hijo vio al atigrado naranja y decidió llamarlo «Auggie» por el chico de la película «Wonder», y Michelle inmediatamente pensó en «Calliope» como un buen nombre para su hermanita.

Michelle pensó que, como ella y su hijo les habían puesto nombre a los hermanitos, tenían que intentar al menos llevarlos a casa, pero antes investigó acerca de otros gatos que viven con la misma condición, logrando alcanzar una gran calidad de vida.

Después de leer sobre su historia de rescate y cuán unidos estaban, Michelle se enamoró de los dos aún más. Quería darles un hogar amoroso, así que envió la solicitud, siente que fue la mejor elección que ha hecho en su vida.

Una semana después, Michelle y su hijo dieron la bienvenida a los hermanos felinos en su nueva morada. Los gatitos eran muy tímidos y se mostraban confundidos al principio, escondiéndose debajo de la cama durante bastante tiempo.

La primera en investigar fue Calliope y cuando finalmente se le unió Auggie, ambos entendieron que estaban fuera de peligro y comenzaron a amar a su nueva familia.Ahora ambos hermanitos están adueñados de la casa, especialmente el niño atigrado, que venció su timidez para dejar aflorar su personalidad alegre y juguetona.

También te puede interesar:

Deja un comentario