in

Gata lleva a su bebé a la familia en la que la acogió y vuelve al siguiente día con otro.

Los animales suelen confiar en las personas que les ofrecen su ayuda y establecen una relación amistosa y especial gracias a su sentido de gratitud, así lo demuestra una gatita que llevó a su pequeño gatito donde la familia que la ayudó y luego los sorprende cuando regresa con su otra cría.

Sarah Kelly, fundadora del centro de rescate Murphy’s Law Animal Rescue, ubicado en Carolina del Norte, se enteró de una pequeña familia felina que necesitaba ayuda. Al parecer, una gatita sin hogar había llevado a sus dos pequeños mininos donde una familia con el objetivo de conseguir la ayuda que tanto requerían.

La primera vez que apareció la gatita atigrada sin hogar, lo hizo en la entrada de la casa de la familia, estaba sola y lloraba para conseguir comida. Ella era muy tímida, pero el hambre que tenía la hizo reunir el valor suficiente para acercarse a esta familia y confiar un poco en ellos.

La familia le brindó alimento y la gatita comió hasta llenar por completo su estómago y luego se fue del lugar.

Al día siguiente, más o menos a la misma hora, la adorable felina regresó, pero esta vez no se encontraba sola. Estaba acompañada de un adorable minino pelirrojo, una copia identica de ella misma que la seguía a todo lado y estaba ansioso por comer algo también.

La noche siguiente, la gata siguió sorprendiendo a la familia, ya que esta vez volvió con dos boquitas hambrientas que necesitaban un poco de alimento. Todo parecía indicar que la gata había estado criando a sus pequeñas crías en las calles, pero estaba buscando el hogar adecuado para refugiarse.

Por suerte, un integrante de la familia es un rescatador de animales local, por lo que rápidamente se puso en contacto con el refugio de animales.

Luego de conseguirles un hogar de acogida, Sarah y su equipo comenzaron el proceso de rescate para poder atrapar a la familia de tres felinos. No les tomó mucho tiempo poner a salvo a los dos tiernos gatitos, pero necesitaban instalar una trampa en la zona para capturar a la madre.

En la noche, la gata regresó y pudo ser capturada de forma segura, y después la reunieron con sus gatitos en su nuevo hogar temporal.

Sarah expresó:

«Están fuera de la calle, sanos y salvos, estamos agradecidos con Paige y Joe, por acogerlos y darles esta segunda oportunidad».

La gata atigrada ha pasado por muchas dificultades en la calle y su cola rota así lo demuestra, por lo que será llevada al veterinario. Sus crías también tendrán una cita médica, pues es necesario que sean revisados y examinados por los médicos veterinarios para descartar cualquier problema de salud.

La familia felina fue instalada rápidamente en su hogar de acogida y comieron hasta saciar su hambre, luego decidieron descansar para recuperar el sueño perdido.

«Estaban tan felices de tener una casa para dormir. Estaban muy cansados de estar afuera y siempre alerta, así que han estado descansando y recuperándose».

A la gata la llamaron Mildred y sus gatitos Charlotte y Hank; todos tienen problemas de peso, así que deben comer mucho para recuperarse totalmente.

Afortunadamente, Mildred tuvo la valentía de llevar a sus gatitos a la familia en la que confiaba, para recibir la ayuda que tanto necesitaban.

También te puede interesar:

Deja un comentario