in

Gata lleva a sus bebés a una familia que fue amigable con ella y sus vidas cambian completamente.

En las afueras de su casa en Montreal, Canadá, Lisianne encontró a una adorable visitante; una gatita sin hogar estaba en su jardín buscando un poco de comida y agua. Era algo tímida pero cada día iba en busca de algo alimento.

La mujer le guardaba comida cada día sin falta y en una de sus visitas descubrió que la panza de la gatita estaba bastante redonda y sospechó que se encontraba en embarazo. Poco después, la felina volvió sin rastros de su vientre; al parecer dio a luz y regresó con Lisianne para reponer energía.

Con la intención de encontrar a los pequeños gatitos, la mujer trató de ganar la confianza de la nueva madre, así que empezó a compartir tiempo con la gata todos los días logrando que se sintiera más segura con ella.

La mujer empezó a dejar la puerta de su jardín abierta para que la gata entrara de visita cuando deseara, y al poco tiempo su estrategia tuvo éxito, pues la madre felina se atrevió a entrar en busca de afecto y comida.

Hasta que finalmente ocurrió lo que tanto esperaba Lisianne; la madre de los gatitos regresó acompañada de sus seis pequeños, y uno por uno se los presentó a su amiga.

Lisianne comentó a Love Meow que en un inicio los pequeños eran bastante tímidos debido al poco contacto que habían tenido con las personas. La mujer decidió organizar para ellos un espacio en su hogar, y también se comunicó con el Chatons Orphelins Montréal en busca de ayuda para los mininos.

Rápidamente, la madre de los 6 gatitos se ganó el amor de la familia, quienes no imaginaban dejarla ir.

Celine Crom, quien dirige el refugio comentó:

«Lisianne decidió quedarse con la madre gata y la adoptó oficialmente. La cuidó mucho, la hizo examinar y esterilizar. Uno de los gatitos (atigrado) se fue a casa con uno de sus amigos».

Los seis pequeños gatitos fueron trasladados al refugio, donde se les realizó exámenes veterinarios y se esterilizaron para finalmente buscar un hogar definitivo donde puedan ser felices.

Uno de los gatitos, llamado Tito, nació con una deformidad en una de sus patitas, ahora está recibiendo los cuidados para su recuperación. Uno de los pequeños es un travieso felino atigrado y los cinco restantes son realmente idénticos a mamá.

Celine finalizó:

«Los cinco son hermosos gatos negros de pelo largo: tres niñas (Taylor, Tynie y Tyana) y dos niños (Tales y Tito). Al principio eran un poco tímidos, pero una vez que llegaron a su hogar de acogida, rápidamente salieron de sus caparazones».

Los seis esponjosos gatitos disfrutan su nueva vida en el refugio y pronto estarán listos para encontrar su hogar definitivo, por su parte Tito a medida que crece necesitará algunos tratamientos para su pata y podrá estar listo para ir en busca de aventuras.

Tynie y Tyana suelen permanecer muy unidas y seguramente esperan encontrar para ellas un hogar donde puedan permanecer juntas. Gracias a la ayuda de Lisianna, esta gatita sin hogar encontró para ella y sus crías una nueva vida donde seguramente estarán a salvo por siempre.

Deja un comentario