in ,

Gata llora debajo de un carro mientras abraza el cuerpo de su bebé fallecido.

Perder a un hijo no puede ser un tema sencillo de superar, ni siquiera para una gata o las madres más desprendidas que exista sobre la tierra. De hecho, un estremecedor vídeo muestra cómo una gata arrulla y coge entre sus patas el cuerpo de su cría después de que esta respirara su último aire en este mundo.

Debajo de un carro estacionado a un lado de la calle, abrigaba la gata a su cría que se calcula tendría más de un mes de vida.

El gatito lucía aún pequeño, pero por breve que haya sido su paso por la tierra, pues a su madre no dejó de dolerle. Por este motivo la persona que escuchó el llanto de la gata no pudo evitar la curiosidad y agacharse a inspeccionar.

No sabemos si movido por la emotividad del momento o para crear consciencia, pero lo cierto es que las imágenes le están rompiendo el corazón a muchos. El pequeño estaba rígido y su madre sobre él, como queriendo no abandonarlo.

Tal vez haya quien piense que era solo coincidencia, pero la fuerza del amor materno no entiende de especies y la gata intenta encontrar consuelo entre las patas de su pequeño.

Quien grabó no sabía de qué manera había fallecido el animal, pero por la babita alrededor de su cuello y cara se intuye que la cría habría sido envenenada. Quizás no fue adrede, pero al tratarse de una familia de gatos callejeros, el indefenso animalito pudo haber comido algo contaminado.

Lo más desgarrador del vídeo es que la gata no se aparta de su lado y además empieza a llorar de manera silenciosa.

La gata se siente dolida por la situación y baja en más de una ocasión la cara, pero no ataca ni huye, ella solo quiere estar al lado de su pequeño. Sabía que después de ese momento no lo vería nunca más.

¿Quién no se siente conmovido con esta escena? Es casi imposible no sentir empatía  con la familia gatuna tras esta situación y por eso tras su publicación en redes sociales el vídeo se hizo viral y captó la atención de muchos usuarios.

En Facebook muchos usuarios dejaron sus comentarios, llamando a la sensibilidad de quienes piensan que “por ser animales ellos no tienen sentimientos”.

 Elilec Cruz escribió:

“No olviden algo muy importante son de hueso y carne como uno, por tal razón tienen sentimientos, aunque no hablen sufren, porque el único apoyo de un animal somos nosotros trate bien a los peluditos”

Solo esa persona sabrá si realmente hizo lo correcto y fue capaz de pasar del asombro a la acción. Allá afuera hay muchos animales sin hogar que necesitan de nuestra ayuda y esta madre es un ejemplo claro de todo lo que ellos deben sufrir ante la indiferencia de los humanos.

Al final de la grabación la gata sacude su cara y unas lágrimas quedan sobre el pavimento, quizás esa fue despedida. Ella no recuperará a su cría, pero esperamos haya encontrado un hogar amistoso al lado de alguien que la haga realmente feliz.

Un poco de amor y cuidado es lo menos que merece un ser que ha vivido el peor dolor del mundo, y con el vídeo queda más que claro que la maternidad no entiende de especies.

Deja un comentario