in

Gata pierde sus crías y roba otros ‘bebés’ para superar su dolor, pero ya tenían madre

Miss Kitty es una gata amorosa y especial. Ella vive junto a su familia y junto a una perrita llamada Smookie.

Por una casualidad del destino, tanto la gata como su compañera de cuatro patas estaban esperando a sus crías.

El parto de Smookie fue anterior, pero esta perrita tenía una condición muy singular: ella vive en el patio de la casa, atada a su caseta con una cadena.Al ser una perrita realmente intranquila, ella no estaba disfrutando al máximo de su maternidad.

De hecho, Smookie no parecía prestar la menor atención a sus cachorros y sin querer hasta le causaba algo de daño, además de no brindarles la alimentación necesaria para unas crías de su edad.El momento de que Miss Kitty tuviera a sus gatitos llegó. Los dueños de la gata se dieron cuenta de que el parto se había producido, pero no tenían la menor idea de dónde había escondido sus crías, así que decidieron buscarlas.

Encontraron a los gatitos de Miss Kitty en la parte inferior de un remolque, pero estaban por descubrir lo peor: todos los chiquillos estaban muy enfermos. El frío y el lugar que la gata había escogido para tenerlos, no eran los más apropiados.A solo días de haber nacido, Miss Kitty perdió a toda su camada. La gata cayó en un profundo estado de depresión y sus dueños no podían hacer nada para ayudarla. Días más tarde, al volver a casa, los padres de Kitty descubrieron algo terrible: todos los cachorritos de Smookie habían desaparecido.

Lo primero que pensaron es que alguien los había robado, así que decidieron preguntar a los vecinos y alguien les dijo algo realmente sorprendente: una vecina aseguraba haber visto a una gata llevar a unos cahorros de perro en la boca.¡De inmediato comenzaron a buscar a Miss Kitty y adivina lo que descubrieron! Ella había decidido hacerse cargo de los cachorros de Smookie, en vista de que su madre no parecía estimarlos demasiado.

Miss Kitty estaba tan feliz haciéndose cargo de los perritos, que sus amos decidieron pedir ayuda a un refugio de mascota, para saber si había gatitos huérfanos que necesitaran de una madre.

La coincidencia fue perfecta y pusieron a disposición de los amos de Kitty a un par de chiquillos que necesitaban de una gata que los cuidara y amara.

La coincidencia fue perfecta y pusieron a disposición de los amos de Kitty a un par de chiquillos que necesitaban de una gata que los cuidara y amara.

También te puede interesar:

Deja un comentario