in ,

Gatita se aferra a la persona que le salvó la vida y deja de dar abrazos.

Una pequeña gatita llegó a Friends for Life Rescue Network después que Jacqueline DeAmor, fundadora del centro de rescate, recibiera una llamada sobre una gatita abandonada que necesita atención de emergencia.

Sin pensarlo, salió hasta el lugar en que se encontraba la gatita, luego de conducir durante cuatro recogió a la gatita, una pequeña gatita que tenía la nariz y la boca hendida.

La gatita resultó ser más que pequeña que el tamaño de la palma de una mano, estaba muy débil, así que Jacqueline estaba dispuesta hacer todo lo posible por salvarla.

Jacqueline dijo:

“Los bebés con nariz hendida a menudo tienen otros defectos congénitos, lo que también los controlaremos”.

La encantadora peludita fue llamada Bonsai, durante los primeros días se mantuvo estable y recibió atención las 24 horas. Sin embargo, un día las cosas dieron un giro inesperado y su salud se deterioró, por lo que tuvo que ingresada de emergencia en cuidados intensivos.

Al respecto Jacqueline añadió:

“Creemos que eructó fórmula mientras dormía y accidentalmente aspiró. Terminó con neumonía”.

Por fortuna, recibió atención médica a tiempo y la ayudaron a estabilizarse.

“Pasó lentamente de respirar con dificultad a calmarse en el trascurso de las horas. Luego, empezó a sostener su cuerpo con más fuerza.

Jacqueline comentó

Finalmente, mostró interés en engancharse. Pudimos estabilizarla en una combinación de oxígeno e incubadora”

Durante su estadía en la clínica veterinaria, todos los voluntarios manifestaron su amor y estaban al pendiente de su recuperación. Luego de una semana, dio grandes avances, no solo estaba comiendo por su cuenta, demostró ser una gatita que adora abrazar.

Algo que agitó el corazón de sus cuidadores quienes celebraron y recibieron con emoción la afición de la gatita por dar abrazos.

Jacqueline agregó:

“Ella es, con mucho, la bebé más dulce. Después de su comida, nos damos muchos abrazos, ya que parece ayudarla a eructar mientras la acariciamos. Le encanta acicalar mi rostro y sostener mi cara con sus patitas”

Si bien esta encantadora pelutdita es pequeña en tamaño, no escatima en dar grandes ronroneos. Cada vez que esta con su persona favorita o encuentra cosas blandas para jugar, aprovecha para sorprender a todos con sus fuertes ronroneos.

Gracias al amor y los cuidados de su madre de acogida, Bonsai, ha mejorado a pasos agigantados.

Ha ganado fuerza y peso. Está aprendiendo a caminar de nuevo así que le encanta explorar cada rincón de la casa. Cuando no está haciendo alguna travesura o abrazando, disfruta supervisar a sus personas favoritas mientras realizan las tareas del hogar.

No obstante, para Bonsai no hay nada más placentero que estar envuelta en una manta, estilo burrito, para recibir todos los abrazos que sean necesarios.

Es una chica abrazadora y consentida a tiempo completo. Con cada día que pasa, su salud mejora y se hace más grande, su pelaje se vuelve más esponjoso, muchas veces se le hace una encantadora cresta que ella carga con orgullo.

Aunque ha presentado algunos contratiempos, esta amorosa gatita sigue luchando por su vida, ha demostrado ser toda una guerrera, con una juguetona y cariñosa personalidad.

Aún debe esperar un tiempo antes de ser dada en adopción, es necesario que tenga el tamaño y la fuerza necesaria, pero sobre todo, que desarrolle algunas habilidades felinas antes de convertirse en el nuevo miembro de alguna familia. Por ahora, sigue disfrutando dar abrazos a todos los que la rodean y conquistando a todos con su amor.

Deja un comentario