in

Gatita y cerdita rescatadas se consuelan mutuamente y son las mejores amigas

Este es el caso de Marina, una linda gatita y Laura la cerdita; quienes se conocieron al llegar al Santuario Igualdad Interespecie en Santiago de Chile luego de ser rescatadas. La amistad en el reino animal no diferencia entre especies. 

Desde el momento en que se conocieron, creció un vínculo entre ellas y ahora estas amigas son inseparables.

Marina llegó al santuario luego de ser abandonada por su madre, la gatita se encontraba enferma y muy débil, sus ojos estaban cubiertos de pus. Afortunadamente esta pequeña fue encontrada por una persona que la llevó hasta el santuario donde dijeron que de no ser atendida posiblemente no hubiese sobrevivido.

Para Laura sus inicios tampoco fueron algo fácil, su madre pertenecía a un criadero de cerdos y a la pequeña cerdita le esperaba un destino terrible, pero fue rescatada de la industria cárnica por un grupo de activistas de los derechos de los animales.

El grupo la llevó al santuario, y la cerdita estaba tan asustada que no dejaba de temblar.

Marina y Laura fueron rescatadas con solo algunos días de diferencia, Marina se acercó a Laura cuando la vio desconsolada. La gatita le brindó el consuelo que le hacía falta y desde ese momento se volvieron inseparables.

Su vínculo es muy fuerte, pasan su día jugando juntas, y suelen dormir abrazadas; son el ejemplo de el significado de amistad.

Estas dos amigas no dejan de sorprender, suelen cuidarse y protegerse entre sí, no hay nada que no disfruten hacer juntas.

Encontraron un gran apoyo entre sí, y desarrollaron la más adorable e improbable amistad. Para ellas no existe límite o diferencia, y eso hace todo más mágico aún.

Deja un comentario