in

Gatita convierte una grave factura de mandíbula en la sonrisa mas dulce para siempre.

La vida en las calles para un indefenso animal no es nada fácil, especialmente si son criaturas muy pequeños que todavía no entienden los peligros a los que están expuesto. Duchess es una gatita muy pequeña que sufrió una herida que la dejó con la mandíbula rota.

Cuando la encontraron estaba a punto de perder la vida pero decidieron darle una oportunidad y llevarla a la clínica veterinaria.Una vez que le realizaron una serie de exámenes confirmaron que su caso era muy grave.

Era un verdadero milagro que siga con vida así que decidieron que no se iban a rendir con ella.

Tenía muy pocas posibilidades de sobrevivir, pero ella es fuerte

dijo su rescatista.

Algo dentro Duchess parecía tener mucho amor y fuerzas para seguir luchando. La gatita estuvo un mes en cuidados intensivos. Había sufrido una fractura de mandíbula que no le permitía alimentarse como cualquier otro felino.

Crystal Tate escuchó la desgarradora historia de la gata y decidió brindarle un par de visitas al veterinario. Después de tan solo unas horas junto a ella comprendió que ya no podrían separarse. Su historia le había llegado al corazón y estaba dispuesta a hacer cualquier cosa por ayudarla.

El día que la conocí apenas estaba comenzando a sanar de la fractura. Le acababan de extraer la sonda de alimentación y estaba muy delgada

expresó Crystal.

Los médicos veterinarios no tardaron en darse cuenta de la bonita relación que formaron Duchess y Crystal así que le preguntaron si estaba dispuesta a adoptarla. Lo peor de su tratamiento ya había pasado y poder pasar unos días en un hogar lleno de amor, la ayudaría a mucho a recuperarse por completo.

Crystal no lo pensó dos veces y la llevó a su hogar. Ahora está segura de que fue la mejor decisión de su vida.

Ella me recuerda que cada día es un regalo y que los milagros realmente suceden. Ha crecido mucho y no podría estar más orgullosa

Después de pasar por una experiencia tan dura, sabe valorar al máximo la vida que lleva ahora con su nueva humana. Se han vuelto inseparables y Duchess se convirtió en la reina de la casa. La mejor prueba de que se encuentra sana y salva es que nunca para de hacer sus travesuras.

También te puede interesar:

Deja un comentario