in

Gatita es feliz tras ser rescatada junto a sus bebés luego de años vagando en las calles.

Delancey es una tierna gatita que vivió en las calles durante muchos años hasta que personas de buen corazón se animaron a brindarle una nueva oportunidad. Ella fue vista en una zona industrial de Newark, Nueva Jersey, mientras buscaba alimento en la basura.

Jenna, una rescatista de animales de la zona fue contactada para brindar su ayuda a Delancey que además se encontraba embarazada.

Jenna comentó a Love Meow:

«Karla Agostinello (de la North Shore Animal League America) se acercó a mí para ver si conocía a alguien que haga TNR (Atrapar, esterilizar y retornar o ‘Trap, neuter, return’, en inglés) en Newark… Así que me ofrecí voluntariamente para el proyecto».

Esta mujer junto con su equipo de rescatistas han trabajado mucho por lograr que los gatos sin hogar sean esterilizados, castrados, y encuentren hogares de acogida. Delancey desapareció por un tiempo y cuando volvieron a verla ya había dado a luz a sus pequeñas crías.

Las rescatistas preguntaron en un taller mecánico cercano si sabían algo sobre ellos y allí estaban refugiados Delancey con sus pequeños de aproximadamente tres días. Esta gatita era muy sobreprotectora con ellos, usaba su cuerpo como escudo.

«Un hombre en el taller de mecánica que estaba familiarizado con ella, la capturó y luego entregó delicadamente cada uno de sus gatitos».

Toda la familia felina se encontraba junta y fueron transportados a Save the Animals Rescue Team (START), un grupo de rescate en Little Falls, NJ.

Allí una voluntaria decidió llevarlos a casa para que pudiesen estas más cómodos y Delancey se dio cuenta de que no tendría que preocuparse más por encontrar comida en las calles.

«Ella estuvo muy atenta con sus gatitos durante todo el período de lactancia y siempre tenía uno o dos en sus brazos en todo momento».

Los gatitos fueron creciendo y Delancey dio positivo para FIV (virus de inmunodeficiencia felina), por fortuna ninguno de sus bebés se vio afectado.

«El FIV solo se transmite a través de heridas profundas por mordeduras y no por las actividades diarias como compartir alimentos, agua y cajas de arena, etc».

Cuando los gatos tuvieron la edad suficiente fueron, esterilizados, castrados y ahora se encuentran en hogares para siempre. Mientras tanto, Delancey sigue esperando a que llegue una familia adecuada para ella.

También te puede interesar:

Deja un comentario