in

A esta gatita le encantan tanto los lavabos que su familia compró uno solo para ella.

Lazuli y Lapis son un par de hermanas felinas que fueron adoptadas por su familia humana cuando solo eran bebés, y desde entonces han alegrado su hogar con sus travesuras y particularidades que a veces resultan ser muy raras, como el gusto extraño que tiene Lazuli al escoger un lugar específico en la casa para tomar la siesta.

Al poco tiempo de haber adoptado a Lazuli, su familia descubrió de que a la gatita le encantan los lavabos o lavamanos. Ella los ha elegido como su lugar preferido para descansar y pasa la mayor parte de su tiempo en ellos.

Es un gusto tan extraño y adictivo para la pequeña felina, que su familia tuvo que pensar en algo para ayudar a satisfacer su necesidad de estar en el lavabo.

Brennan, el padre de Lazuli, comentó a The Dodo:

«Ella siguió entrando a escondidas a los baños mientras nos íbamos para poder relajarse en los lavabos, y luego gritaba pidiendo ayuda cuando se daba cuenta que estaba atrapada allí sin el resto de su manada».

Cada vez que tenía la oportunidad, Lazuli se colaba en los baños y se posaba en los lavabos evitando que otras personas lo pudieran usar. Por esta razón, su familia pensó que la mejor solución era comprarle su propio lavabo, para que pudiera hacer uso de él cuándo quisiera.

Lazuli y Lapis tienen su propia habitación en la casa, así que solo era cuestión de comprar el lavabo y ponerlo allí. Después de mirar diferentes lavabos, eligieron uno que pensaron que era el indicado para Lazuli.

Brennan agregó:

«Solo costaba 30 dólares, que no es mucho más que la mayoría de los árboles y juguetes para gatos, así que valió la pena. Ni siquiera es pesado como creías, así que fue fácil de instalarlo para ella».

Una vez que el lavabo estuvo listo, se lo presentaron a Lazuli y la felicidad en su rostro fue algo inigualable; parecía saber que era solo para ella.

«Es como si hubiera dicho… ¿En serio? ¡Un lavabo solo para mí!».

Ahora, la hermosa gatita usa su lavabo cada vez que tiene la oportunidad; le encanta pasar mucho tiempo allí, y es su pasatiempo preferido. Por suerte para ella, a sus hermanos no les gusta este extraño pasatiempo y no están interesados en usar su lavabo, ni molestarla.

Brennan culminó:

«El lavabo es bastante popular en el verano, pero solo para Lazuli. A los otros gatos no parece importarles».

Aunque es un gusto extraño, la familia de Lazuli quiso complacerla para que pueda pasar sus días llenos de felicidad, haciendo lo que más ama. El lavabo es de uso exclusivo de Lazuli, y ella está encantada de que sea así, pues no desea compartir su pasatiempo con nadie.

También te puede interesar:

Deja un comentario