in

Gatitas esperan juntas en la ventana del refugio todos los días con la esperanza de ser adoptadas.

Un par de gatitas unidas esperan cada día en la ventana de su habitación del refugio a que una familia amorosa las encuentre, y decida adoptarlas para siempre, pero con la condición de que sean llevadas juntas a un hogar, ya que son inseparables.

Xeno y Ripley llegaron al refugio Exploits Valley SPCA, ubicado en Canadá, a finales del mes de septiembre, gracias a un grupo de voluntarios de Boyd’s Cove TNR Project, que las encontraron a tiempo.

Las gatitas solo pesaban  apenas 4 libras (1.8 kg) y tenían aproximadamente un año de edad, pero lo más curioso era que compartían una hermosa camada de 8 gatitos.

Por fortuna, las encantadoras mamás se mudaron a una habitación espaciosa, llena de muchas comodidades, mantas y juguetes, para que pudieran criar a sus pequeños. Desde el comienzo, ambas gatitas demostraron ser muy unidas, tanto que realizan todas sus actividades juntas, y crían sus ocho bebés juntas.

Sarah MacLeod, voluntaria del refugio comentó a The Dodo:

«Son hermanas inseparables que incluso caminan con la cola unida».

La hermosa familia felina está prosperando satisfactoriamente, pero ambas madres saben que criar a una camada tan grande, es un trabajo en equipo. Los bebés aún necesitaban crecer un poco más, así que los voluntarios del refugio decidieron mantenerlos solos en una habitación, para que progresen en su desarrollo.

Ambas comparten a sus bebés completamente, en minutos, cualquiera de los bebés o incluso los ocho pueden estar amamantándose de una de ellas.

Los gatitos también son tan unidos que no hay manera de saber cuál bebé pertenece a qué mamá, pero a Xeno y Ripley les encanta.

Cuando dejan a un lado las labores de madre responsable, suelen quedarse en la ventana de su habitación esperando llamar la atención. Se quedan por varios minutos en este lugar, sentadas mirando a las personas que pasan, con la finalidad de encontrar a un posible adoptante.

Ella agregó:

«Les encanta mirar por la puerta de vidrio hacia el pasillo ¡Aman a la gente y la atención!».

Aunque algunos de sus bebés ya tienen a una familia lista para realizar la adopción, lastimosamente, ninguna de las madres ha recibido una sola solicitud.

Sarah finalmente agregó:

«En este momento, no hay aplicaciones para Xeno y Ripley. Han sido las mejores mamás para los ocho bebés, aunque prácticamente son del tamaño de un gatito».

Sin embargo, ambas gatitas ya están listas para dejar la maternidad a un lado y desean encontrar a una familia amorosa para siempre. Ellas seguirán saludando a todos los visitantes que pasen por su local a través del vidrio, esperando a que su sueño se haga realidad.

Todos en el refugio saben que estas gatitas están unidas de por vida, y desean brindar todo su amor a la familia indicada.

Deja un comentario