in

Gatito de 3 patas regresó a la casa donde lo ayudaron y encontró a la familia de sus sueños.

Un amoroso gato de 3 patitas  color naranja llamado Bubby recorría las calles en busca de alimento cuando se topó con un agradable hombre hace más de 8 años. El felino que además había perdido parte de su cola, entró tranquilamente en la cocina del hombre y se hizo amigo de su mascota, un gato llamado Seson.

El gatito de tres patas llamaba desde la puerta a su nuevo amigo felino para jugar un rato; su amistad era increíble, lastimosamente Seson falleció tiempo después. El hombre y su familia querían que Bubby dejara las calles, pero el gato no se sentía cómodo dentro del hogar y pedía salir de casa luego de cada visita.

El hombre quería asegurarse de que pudieran cuidar de su amigo, pero a pesar de los intentos de su familia, el gato solo volvió a casa en una oportunidad después de eso. Lo buscaron por todas partes y dejaban comida todos los días, pero siempre encontraban el plato intacto.

Finalmente, y después de mucho tiempo y demasiados intentos no hubo señales de Bubby y la familia empezó a imaginar lo peor.

Cerca del verano del 2019, apareció una figura familiar en el vecindario. Todo indicaba que era Bubby, quien se dirigía a la casa donde encontró amabilidad tiempo atrás. Ray Pincen, vecino del lugar reconoció al gato de 3 patas inmediatamente, pues conocía el hermoso vínculo que hubo entre ellos.

El gato atigrado lucía mucho más viejo y se veía bastante débil luego de muchos años en las calles. Esos años no parecían haber sido nada fáciles para el indefenso gatito.

Bubby necesitaba ayuda veterinaria con urgencia, y los intentos de Ray por rescatarlo fueron bastante complicados. Luego de algunos meses de intentos para capturarlo, al llegar el invierno, Ray se preocupaba cada vez más, temía que el gato no sobreviviera mucho tiempo.

Decidido, Ray se acercó a la que en otro tiempo fue la casa del amigo del gatito. El ahora propietario solo veía a Bubby de vez en cuando, y no parecía interesado en el felino.

Ray le pidió amablemente que abriera la puerta la próxima vez que viera al gato y él vendría inmediatamente a buscarlo.

Al siguiente día, Ray recibió una llamada, el gato se encontraba en la cocina de la casa de su vecino. Él corrió para recogerlo y lo llevó inmediatamente a Exploits Valley SPCA Adoptables. No sabían si Bubby lo lograría, pero querían intentar todo lo que fuera posible.

Sarah MacLeod, voluntaria de Exploits Valley SPCA Adoptables comentó a Love Meow:

«Bubby estaba deshidratado, golpeado y todo. Fue enviado al veterinario y no habría sobrevivido a otra tormenta. El veterinario dijo que comenzó a ronronear mientras estaba en la mesa de examen».

Durante la recuperación de Bubby, la hija de su antiguo amigo vio la publicación sobre la situación del felino en redes sociales.

El personal del refugio dijo:

«Ella se adelantó y me contó la historia de Bubby. Lloró cuando lo vio y le llevó sus platos. Bubby ahora come de los platos que una vez lamió en la casa del hombre».

Al conocer la historia de Bubby, Sarah se ofreció a cuidar de él.

Ella agregó:

«Sabía que quería quedarme con Bubby para siempre antes de llevarlo a casa. No estábamos buscando un gato, así que mi novio necesitaba ser convencido».

Bubby se sintió en casa inmediatamente, no deja que nada lo detenga, es un chico encantador y sabe conseguir lo que quiere con esos adorables ojos tristes. Él sabe que no recibirá una negativa nunca.

El gato de 3 patas tiene ahora una familia que lo adora. También tiene un amigo al que sigue como su fiel compañero. Además, los gatos de Sarah lo han tomado bajo su protección y siempre le brindan amor y abrazos.

Sarah finalmente dijo:

«Me siento afortunada de tenerlo, estará extremadamente mimado por el resto de sus días».

También te puede interesar:

Deja un comentario