in

Gatito que fue abandonado en una maceta prospera gracias a unas personas amables.

El centro de rescate de animales Little Wanderers NYC con sede en Nueva York, Estados Unidos, recibió a finales de diciembre pasado una solicitud urgente sobre un gatito recién nacido que necesitaba ser rescatado. El gatito había sido abandonado en una pequeña maceta y fue rescatado por una persona muy amable que al no ver una madre cerca decidió intervenir.

Esta noble persona intentó buscar alrededor del área, pero no encontró a la mamá gata ni otros gatitos cerca. Olivia, de Little Wanderers, inmediatamente se apresuró a llevar al gatito al cuidado de un hogar de acogida especializado.

La madre gata no había ni siquiera aseado al gatito luego de nacer, lo que llevó a pensar a los voluntarios que dejó al bebé allí justo luego del nacimiento y no volvió.

El personal de Little Wanderers NYC comentó a Love Meow:

«El recién nacido fue dejado en una maceta en la entrada de la casa de un residente en Woodhaven, Queens. Hemos llamado a este pequeño superviviente Tiny Tim (en el momento en que pensaban que el gatito era un niño), y el gatito es sorprendentemente fuerte».

El encantador gatito gris tenía unas 48 horas de nacido y estaba muy hambriento; tan pronto llegó al centro de rescate, el gatito demostró que tenía un gran espíritu y se aferró al biberón como si no existiera un mañana. Al ser aún tan chico, el gatito necesitaba el calor constante de una incubadora y debía ser alimentado cada 1-2 horas durante el día.

Una voluntaria del refugio llamada Angela Yu, se hizo cargo del pequeño a los tres días de nacido. El gatito presentaba algunos problemas en el estómago y por momentos Angela llegó a creer que el gatito no lo lograría.

La mujer siguió un estricto e intenso protocolo de alimentación con cuidados de apoyo; estaba decidida a ayudar al gatito en todo. Luego de noches de insomnio, el pequeño gatito abandonado se logró recuperar y esto alentó mucho a Angela, al saber que el gatito iba a salir adelante.

Tan pronto el gatito creció, descubrieron que era una hembra, pero el nombre que le dieron se quedó.

Angela agrega:

«La he estado llamando Tiny. Ella gritaba cada vez que le lavaba el trasero. Me mostró que tenía la fuerza y quería vivir».

La encantadora Tiny se recuperaba a pasos enormes y sorprendía a su madre adoptiva con todo lo que podía hacer. En tan poco tiempo aprendió a comer del plato por su cuenta, y su personalidad divertida y juguetona se dejó ver.

Angela añadió:

«Ella se las arregló para saltar de su corral de juegos varias veces, así que ahora puede correr por completo en mi casa. Tiny piensa que todo es un juguete y todos quieren jugar con ella».

Tiny ha pasado por mucho desde que la encontraron en una maceta. Ahora es una hermosa gatita joven y está tan saludable. Little Wanderers NYC está en busca de más voluntarios de crianza en la ciudad de Nueva York; son muchos los casos que llegan a diario, y los gatos y gatitos necesitados requieren de cuidados especiales.

Tiny se ha robado los corazones de todos, gracias a su personalidad desbordante y su fuerza por salir adelante. Está prosperando gracias al cuidado de crianza y sabe que está segura junto a su madre de acogida.

El personal del centro finalmente dijo:

«Cuando solo tenía dos días, no estábamos seguros de si lo lograría. Pero ha tenido la mejor crianza que un gatito huérfano podría desear, gracias a Angela».

Deja un comentario

GIPHY App Key not set. Please check settings