in

Gatito encontrado en un campo abraza a un joven e insiste en quedarse con él.

Malia, quien vive en Nueva York, Estados Unidos, se encontraba en el Co-Op City Field en el Bronx para disfrutar de un partido de béisbol donde participaba su pequeño hijo. Ella escuchó a un grupo de personas algo exaltadas que habían encontrado una camada de gatitos en el campo.

Los gatitos estaban en muy mal estado, sucios y muy delgados, necesitaban ayuda con urgencia. Malia los entregó a una rescatista llamada Sunny para que pudiera salvarlos.

Sunny comentò a Love Meow:

«Ella y su esposo me llevaron rápidamente a los pequeños. Mi hijo (CJ Sung) y yo los llevamos, los bañamos y les dimos el biberón a todos».

Los gatitos parecían tener apenas 3 semanas de edad y aún necesitaban cuidados las 24 horas del día. Tomaron un poco de fuerza desde el primer día y rápidamente uno de ellos empezó a destacar.

La pequeña con apariencia de quimera estaba muy apegada al hijo menor de Sunny y se aferraba al joven. Estaba realmente apegada al chico y no le agradaba sentir que la alejaran de su regazo, se aferraba a él con fuerzas.

«Chimera automáticamente tomó a CJ y nos siseaba a mí y a mi hijo mayor, a pesar de que yo traía el biberón».

Los gatitos estaban de paso y apenas se recuperaran se les buscaría un hogar, pero CJ quedó completamente enamorado de la pequeña desde el primer momento y le pidió a su madre adoptarla.

‘Me gusta. Ella es mi gatita. Se enamoró de ella y me suplicó que me quedara con ella. La llamó Quimera».

Ya recuperados los pequeños gatitos, estaban bastante activos y juguetones. Quimera disfrutaba estos juegos, pero siempre corría en busca de abrazos y mimos de su persona favorita, ella parecía la jefe de las travesuras felinas y siempre estaba en algún problema; solo al lado de CJ parecía estar en calma.

Con el paso de las semanas, los gatos estaban completamente recuperados, felices y traviesos. Quimera realmente se sentía muy cómoda.

«Es una alborotadora y le gusta meterse en lugares donde no debería. Es muy inteligente y sabe a quién acudir cuando se mete en problemas».

Quimera es muy traviesa, pero se la lleva muy bien con los otros animales y personas en casa, y es asombroso ver cómo su personalidad cambia al lado de CJ; es calmada y muy amorosa junto a él.

«Una vez que los gatitos alcanzaron la mayoría de edad, los hermanos de Chimera fueron adoptados y ella se quedó aquí con nosotros».

La traviesa Quimera corre por todo el lugar haciendo travesuras, realmente es muy activa e inquieta, pero apenas ve a su humano favorito ella se calma por completo. La madre del chico dice que a su lado es realmente un angelito y solo busca acurrucarse lo más cerca posible.

Quimera ya es un gato adulto y disfruta mover su hermosa cola esponjosa con orgullo; su personalidad es tan inquieta como el primer día y sus travesuras aún hacen reír a todos en casa.

Es una gata dominante y siempre está metida en algo, tiene tanta energía, pero desde el primer día junto a CJ, Quimera se convirtió en alguien realmente dulce y amorosa, y los abrazos siguen a la orden del día.

«Él es su mejor amigo. Ella definitivamente lo eligió».

También te puede interesar:

Deja un comentario