in

Gatito con rara condición es feliz cuando sabe que por fin lo van adoptar

Cuando Georgina Price conoció a Toby supo inmediatamente que era el indicado para su hogar. Pero la mujer no solo se lo llevó a casa, sino también a su mejor amigo Quinton.

Toby padece de una condición conocida como astenia cutánea felina (FCA), conocida como síndrome de Ehler-Danlos, una enfermedad en la que la piel del gato es muy frágil y floja.

Cuando los felinos llegaron bajo la protección de la RSPCA, ambos estaban en mal estado. A Quinton le tuvieron que sacar todos los dientes, y a Toby también le tuvieron que quitar algunos. Los dos estuvieron siempre juntos en los buenos y en los malos momentos, así que el refugio supo enseguida que debían ser adoptados juntos.

Aunque Toby, estaba escondido en un rincón del refugio, justo detrás de Quinton, Georgina y su prometido Christopher Lardner, se enamoraron completamente de él en ese momento.

Georgina dijo al medio Love Meow:

“Significa que su cuerpo no produce colágeno adecuadamente. No se cura tan bien como debería y se cicatriza muy fácilmente”.

La mujer recuerda:

“Los vi en el sitio web de la RSPCA y me enamoré al instante. Cuando los conocimos, ambos estaban aterrorizados y acurrucados en la parte de atrás. Toby se escondió detrás de Quinton todo el tiempo, temblando. Ni siquiera pude tocarlo porque estaba muy asustado”.

Al ver sus caritas tristes, la mujer supo inmediatamente que los llevarían a casa. Completaron el papeleo y los convirtieron oficialmente en parte de su familia. Durante las siguientes semanas, Toby se refugió con su hermano en un escondite de su nueva casa.

Cuando los amigos se dieron cuenta de que ya no estaban en peligro, empezaron a buscar a sus humanos para recibir y dar amor. Con el tiempo, Toby se relajó más con su nueva familia e incluso disfrutaba del contacto físico con ellos.

Lamentablemente, y después de encontrar un hogar amoroso y compartir junto a su mejor amigo la vida de interior, Quinton falleció hace un par de años, dejando un vacío en el corazón de sus seres queridos y en especial en Toby, quien siempre encontró refugio en su amigo.

Ahora, Toby cuenta con dos hermanos felinos más con quienes comparte juegos y travesuras y por supuesto sigue siendo el consentido de sus padres.

Aparte de su trastorno, Toby es un gato normal. Le gusta observar a los pájaros, jugar con pelotas y cordones, y por supuesto acurrucarse con su familia.

Por supuesto, Toby necesita de algunos cuidados adicionales para asegurarse de que siempre esté seguro y sano, pero por lo demás su vida transcurre con completa normalidad.

Georgina dijo:

“Tratamos de manejar esto cortando sus uñas, manteniendo la casa limpia y tratando de evitar rasguños. Nos sentimos muy afortunados de que la condición de Toby parece ser bastante leve”.

Al compartir la historia de Toby, Georgina y Christopher no solo quieren generar conciencia sobre su raro trastorno, sino que también esperan animar a otras personas a adoptar gatos con necesidades especiales.

Deja un comentario