in

Gatito encontrado escondido sobre unos arbustos prospera gracias a una gente amable.

Hace poco más de un mes una residente de Montreal, Canadá escuchó un chillido proveniente de su jardín, y para su sorpresa era un pequeño gatito escondido en unos arbustos. El pequeño estaba maullando desesperadamente y llamando a su mamá, quien nunca volvió a buscarlo.

La mujer esperó un día que la madre del gatito volviera a buscarlo, así que al ver que no ocurría, decidió intervenir antes de que la temperatura siguiera bajando. La mujer preparó una trampa y la dejó cerca de los arbustos con comida para atraer al gatito a salir de su escondite.

El felino era muy temeroso y no había salido durante dos días, así que el olor de la comida atrajo su atención inmediatamente. Muy despacio se acercó a la trampa en busca de alimento, y así finalmente la mujer logró llevarlo al interior de su casa.

El pequeño gatito estaba muy asustado, pero empezó a calmarse; entendía que finalmente estaba a salvo, y tenía tanta hambre que devoraba cada bocado. Cuando la mujer lo dejó envuelto en una toalla tibia, se lograban escuchar sus tímidos ronroneos.

Con el encantador felino algo más tranquilo, se acercó a Chatons Orphelins Montréal, el centro de rescate local. De esta forma el gatito recibiría los cuidados y la atención médica que necesitaba, además de una oportunidad de encontrar un hogar.

Celine Crom de Chatons Orphelins Montréal comentó  a Love Meow:

«Lo tomamos bajo nuestro cuidado y lo llamamos Puff. Tenía alrededor de seis semanas, comía como un campeón y dormía muy bien. Marielyne, nuestra madre adoptiva, lo acogió para que pudiera adaptarse a vivir en una casa y empezar a socializar con otros gatos».

El pequeño Puff tenía mucho apetito y ponía sus patas en el plato mientras comía. Luego de ver su nuevo hogar, el gatito parecía muy animado y feliz así que juntó coraje y se acercó a sus humanos en busca de algunas caricias y amor.

Tan pronto como se sintió por completo a salvo Puff dejo aflorar su personalidad, y se convirtió en un audaz gatito juguetón y muy dulce.

Celine agrega:

«Es travieso, amigable y disfruta de la compañía de otros gatos. Puff es un gatito pequeño con una gran personalidad. Es muy expresivo y espera que la gente comprenda sus necesidades, lo ame y lo mime. Si quiere comida o un premio, no duda en hacérnoslo saber».

El gatito ha prosperado rápidamente, sus ronroneos son fuertes y es muy activo. Siempre quiere saber todo lo que ocurre a su alrededor, es muy aventurero y ha reclamado varios lugares de la casa como suyos.

Celine añadió:

«Probablemente se ve a sí mismo como el rey de la casa y su gente satisface todas sus necesidades. Durante el día, le gusta dormir acurrucado en el regazo de su humano mientras trabajan. Por la noche, salta en la misma cama que ellos y se duerme a su lado».

Puff tiene ahora 3 meses de edad, disfruta de la compañía de los otros gatitos y parece estar listo para encontrar una familia definitiva; seguramente un nuevo y mejor capitulo para su vida le aguarda.

Deja un comentario