in

Gatito encontrado en el frío se convierte en un gato fuerte con un amigo que siempre quiso.

Un gatito recién nacido fue abandonado en medio del incesante frío. Una persona logró rescatarlo justo a tiempo, luego de escuchar su llanto, llevó al gatito al interior de su hogar para calentarlo un poco y socorrerlo, y se comunicó con Saving One Life, un centro de rescate de animales que atendió su llamado inmediatamente y ubicó al gatito con una familia de acogida equipada con una incubadora para ayudarlo a fortalecerse.

Cuando Caroline Grace, voluntaria del refugio recibió al gatito a quien llamaron Toby, estaba en un estado bastante crítico, así que durante los siguientes tres días Caroline pasó todo el tiempo al lado del pequeño tratando de animarlo.

La voluntaria del refugio, comentó a Love Meow:

«Estaba hipotérmico y no respondía. Los gatitos recién nacidos son tan frágiles».

Gracias a los cuidados y el amor de Caroline, Toby logró recuperar su energía y en pocos días ronroneaba alegremente por todo el lugar, estaba animado y era un poco curioso cuando compartía con sus humanos.

Caroline agrega:

«¡Toby ha ronroneado sin parar desde que tenía cinco días!».

Pasado un tiempo, fue trasladado a un nuevo espacio más amplio y con muchos juguetes para divertirse. El gatito era curioso y muy travieso, le encantaba trepar por las piernas de sus cuidadores tan pronto tenía la oportunidad.

«Si necesitaba algo (subir o bajar o más comida) me lo hacía saber mirándome directamente a los ojos y gritando».

La voluntaria del centro de rescate, consideró que podría ayudarle a conocer algún amigo de su tamaño para jugar y pasar el rato. Toby disfrutaba seguir a sus humanos a dondequiera que estuvieran dentro de la casa.

Toby tenía tres semanas cuando Caroline recibió una llamada sobre una camada de gatitos abandonados. Eran de la edad de Toby, quien parecía algo desinteresado en tener un poco de compañía.

Pasado el tiempo de cuarentena, finalmente Caroline presentó a los gatitos con Toby con la esperanza de que se hicieran buenos amigos. El pequeño felino parecía algo inquieto y no sabía cómo comportarse en presencia de los otros felinos.

Caroline agrega:

«Nunca había conocido a otros gatitos y no sabía cómo jugar como uno».

Sin darse cuenta, pronto se hizo amigo de los gatitos y disfrutaba ratos de juego y largas y cómodos descansos con sus nuevos amigos. Uno de los gatitos recién llegados, llamada Penny, estaba interesada en hacerse amiga de Toby y decidió seguirlo y ganarse su afecto.

Caroline afirma:

«Ella lo recibió de inmediato y fue el primer amigo con el que luchó. Se hicieron amigos rápidamente y pronto se volvieron inseparables».

Estos hermanos adoptivos son perfectos juntos y se apoyan el uno al otro en todo momento; siempre están cerca para animarse, jugar y descubrir nuevas aventuras juntos.

La voluntaria dice acerca de los pequeños:

«Cuando Toby ve a Penny acurrucándose con alguien, quiere unirse. Penny es un poco más tímida y le asustan las cosas nuevas, pero una vez que ve a Toby hacerlo primero, se siente más cómoda y confiada».

Caroline cuenta que por fortuna estos dos gatitos nunca tendrán que estar solos, encontraron una familia para siempre donde podrán seguir descubriendo el mundo uno al lado del otro.

En una publicación en la cuenta de Instagram de Baby Kittens Foster escribió:

«¡¡Toby y Penny acaban de irse a su hogar para siempre!! Fueron adoptados por la familia más dulce. ¡Son las únicas mascotas en la casa y ya se están echando a perder con todos los juguetes, comida y amor!».

También te puede interesar:

Deja un comentario