in

Gatito de grandes ojos encuentra el hogar perfecto a pesar de las adversidades.

El pequeño gatito fue el único que sobrevivió de su camada, pero tristemente nació con una rara condición congénita, por lo que necesitaba atención especializada. Ellen Carozza, quien es cofundadora de Chris Griffey Memorial Feline Foundation, ubicada en Virginia, se enteró del pequeño felino y quiso ayudarlo de inmediato.

El gatito conocido como Mickey, padecía el síndrome de Manx, lo que implicaba que necesitaba ayuda para caminar, ir al baño o utilizar pañales debido a su incontinencia.

Pese a todas esas complicaciones, Ellen estaba dispuesta a aceptar al gatito y, desde el primer día en su nuevo hogar, demostró las ganas que tenía para salir adelante.

Mickey exploró todos los lugares de su hogar, estaba sorprendido con todo lo que veía, disfrutaba acurrucarse con los veterinarios y sobre todo recibir mimos.

Después de recibir por varios días el tratamiento y la terapia adecuada, Mickey mejoró su estado y pronto estuvo listo para encontrar un hogar para siempre.

Una mujer llamada Tara, que vive en Toronto, Canadá, conoció la historia del gatito a través de las redes sociales y se enamoró perdidamente del gatito.

Tara comentó a Love Meow:

«Pensé que encajaría perfectamente y sería el compañero perfecto de mi otro gato con necesidades especiales».

Luego de realizar varias investigaciones, resultó que Tara era la persona perfecta para brindarle un hogar cómodo, agradable y lleno de amor a Mickey. Una voluntaria de la fundación que trabaja como asistente de vuelo ayudó a preparar el viaje, y pronto el gatito voló desde Virginia hasta Toronto.

Tara agregó:

«Lo saqué del portabebés y él solo me miró con esos ojos grandes, me abrazó y comenzó a ronronear».

La mujer le tenía preparada una habitación especial para que Mickey se instalara, allí se acomodó rápidamente y mostró lo feliz que estaba.

Los demás animales de Tara estaban ansiosos por conocer a su nuevo hermano, pero solo lo saludaron a través de una puerta para bebés. En pocos días, logró que todos sus hermanos lo quisieran y se unió a la manada, creó una relación especial con Mira y un perrito llamado Paco.

Tan pronto como entró en confianza, se proclamó rey de su nuevo reino, se apoderaba de la cama de Paco y perseguía cualquier calcetín.

Mickey es un gatito muy alegre, constantemente hace sinfín de travesuras y no para de meterse en problemas; no le tiene miedo a nada. A veces, cuando escucha la puerta trasera, Mickey corre rápidamente y se sale para tomar un poco de aire fresco al lado de su madre.

Mickey también es inteligente, pues sabe cómo pedir perdón cuando se mete en problemas, ya que muestra sus hermosos ojos y nadie puede decir que no.

Tara dijo:

«Es uno de los gatos con más expresión facial que he visto».

A parte de tener un espíritu enérgico, Mickey también se caracteriza por ser un gatito muy amoroso con todos los que lo rodean.

Tristemente, Paco falleció el mes pasado, así que Mickey decidió dormir en su cama o en sus juguetes porque lo extrañaba. Por suerte, a su familia se unió un cachorro rescatado llamado Emery, por lo que ahora comparte la cama y tiempo con su nuevo hermano.

Tara finalmente dijo:

«Mickey tiene la personalidad más grande que he conocido en un gato y no puedo imaginar mi vida sin él».

Mickey ha demostrado que, a pesar de todas sus complicaciones físicas, recibió la ayuda que tanto necesitaba y ahora es un adorable gato feliz.

También puedes leer:

Deja un comentario