in

Gatito parecido a osito de peluche encontró al fin un hogar de sus sueños, ahora es muy feliz.

Jakob Wedlund es un amante de los gatitos que quería encontrar compañía para su gato Ralf, y así fue como conocieron a un esponjoso y dulce minino que necesitaba de una familia. El gatito llamado Molle era muy tímido y algo retraído cuando lo conocieron.

Jakob comentó a Love Meow:

«Era muy tímido (debido a una mala situación en la que se encontraba en su hogar anterior) cuando lo conocimos por primera vez».

De camino a casa en el auto, el pequeño Molle estaba algo intranquilo y lloraba mucho.

«Abrimos el trasportín, y él fue directo al hombro de mamá y durmió todo el camino. Finalmente se sintió tan tranquilo y seguro».

Aunque era un poco tímido, el pequeño y esponjoso gatito exploró el lugar sin perder de vista a sus padres. Parecía sentirse muy seguro a su lado, lloraba cuando se alejaban y se calmaba cuando ellos regresaban a su lado.

Jakob comenta que la primera noche fue difícil y no durmieron mucho por estar al pendiente del pequeño ‘oso de peluche’, quien se acurrucaba en la cama junto a sus padres. Con el tiempo empezó a ser más tranquilo y seguro, todo mejoró cuando conoció a Ralf.

Ralf recibió muy bien a Molle y dejaba que trepara sobre él.

«Fue amor a primera vista, al menos para Molle. En realidad, nunca pareció asustarse a los siseos o gruñidos de Ralf. Incluso se subió a las cosas solo para encontrarse con él».

Molle parecía una sombra para sus padres. El esponjoso gatito seguía a su familia en cada paso y adoraba estar cerca de Ralf.

«Molle es definitivamente el pegajoso. Le encanta seguir a Ralf, copiar lo que hace y acurrucarse con él. A Ralf le gusta estar solo y no molestarse, pero juegan juntos, en los términos de Ralf».

Lo que más le gusta a Molle es ser el centro de atención de su familia, disfruta que lo peinen. Cuando se hace la manicura suele ronronear y se duerme, también le encanta acostarse sobre los pies de sus queridos dueños, siempre está en el camino.

Este gato con apariencia de oso esponjoso disfruta su vida en familia y está al tanto de todo lo que ocurre en el hogar. Siempre quiere ser parte de todo lo que pase en casa.

«Él me sigue constantemente, especialmente ahora que estamos renovando nuestra casa. Él me acompaña a lugares que no debe. Siempre está cerca, mirándonos o frotándonos las piernas».

Ahora Molle es un niño grande, pero eso no impide que disfrute mimos y abrazos de su familia, y Jakob está feliz de consentirlo; es su esponjoso oso de peluche.

Si quieres ver más de las aventuras de Molle y su familia puedes visitar su cuenta de Instagram.

Deja un comentario