in ,

Gatito que fue rechazado por tener cuatro orejas por fin encuentra una familia que lo adora.

Una noche, aparentemente tan normal como cualquier otra, Yoda estaba pasando por un bar local en Illinois, un cliente habitual había traído una camada de gatitos en busca de hogares para siempre y Yoga fue el último que quedaba. El adorable gatito aparentemente no estaba siendo elegido para irse a casa con nadie debido a sus orejas adicionales.

Eso era hasta que el destino intervino y se aseguró de que Valerie y Ted Rock estuvieran en el lugar correcto en el momento correcto.

Cuando Valerie y su esposo vieron a Yoda, supieron de inmediato que lo necesitaban, y rápidamente pidieron adoptarlo. En una entrevista con Daily Mail, Valerie, de 65 años, dijo:

«Estábamos en un bar en el lado sur de Chicago con un grupo de amigos cuando notamos una pequeña jaula en el barra y gente pasando alrededor»

Valerie y Ted habían perdido recientemente a su gato de 20 años Valerie y se sintieron atraídos por este gatito tan particular.

 

Valerie y su esposo decidieron nombrar al gatito de 8 semanas de edad «Yoda», debido a su parecido con el personaje de Star Wars. Valerie dijo:

«Decidimos llamarlo Yoda. Entiendo que el personaje de Star Wars se basó en el gato de George Lucas».

Una vez que Yoda fue oficialmente su nuevo miembro de la familia, decidieron que era hora de que su veterinario revisara a su felino peludo. Y resultó que Yoda realmente era único. Su veterinario nunca antes había oído hablar de un gato de 4 orejas.

 

El veterinario nunca había visto algo así antes. Inmediatamente fue a internet y encontró el gato de cuatro orejas en Alemania.

“Hemos conocido a otros veterinarios, y ellos tampoco habían encontrado nada como esto. Comenzamos a darnos cuenta de que teníamos algo muy especial».

La mejor parte es que la situación única de Yoda no le hace daño ni lo obstaculiza!. Su pequeño par de orejas adicionales están separadas de la base de su cráneo, con una colocada ligeramente detrás de la otra y, según Valerie, su audición es normal.

Sin embargo, Yoda recibe mucha atención y eso dejó a Valerie un poco preocupada.

«Como resultado, ha sido un gato de interior y tiene un chip instalado en caso de que se pierda. Yoda es tan diferente que nos preocupaba que pudiera ser secuestrado».

Ella también dijo:

«Pero es un gato perfectamente normal, cariñoso y curioso, y es un placer tenerlo cerca».

 

Deja un comentario