in

Gatito rescatado se hace amigo del gato de la familia y le exige constantemente abrazos.

Tres encantadores gatitos rescatados llegaron a un hogar de acogida en busca de una mejor calidad de vida. Los gatitos estaban muy delgados y en pésimas condiciones de salud; bajo la protección de su familia de acogida tenían mucho camino por superar.

Cuando tenían alrededor de las 4 semanas de edad parecían muy pequeños y delgados, pesaban aproximadamente entre 12 y 13 onzas (350 gramos) cada uno, a pesar de eso, Splash y Spritz, las dos gatitas atigradas eran algo atrevidas y extrovertidas con sus cuidadores.

Jennifer, una voluntaria del centro de rescate IndyHumane, comentó a Love Meow:

«Estaban muy delgados y sucios cuando los conseguí, así que supongo que estuvieron solos por un tiempo antes de dirigirse a IndyHumane (en Indianápolis, Indiana)».

El pequeño felino  pelirrojo recibió el nombre de Squirt. Aunque el encantador gatito era más tímido que sus hermanas, con un poco de comida y caricias pronto dejó salir su personalidad. Por su parte, Spritz es una chica de apariencia ruda y de mirada gruñona, pero es la más juguetona de los 3 hermanos.

Al paso de algunos días el adorable felino estaba fascinado con su vida de interior y seguía a su madre de acogida en busca de caricias y compañía.

Jennifer agrega:

«Squirt era el más receloso de mí al principio. Incluso siseó cuando entré en la habitación, pero ahora, está obsesionado conmigo. Quiere estar en mi regazo todo el tiempo y ronronea cuando se arruga la cabeza y la cara».

Gracias a los cuidados de su madre adoptiva los 3 pequeños gatitos han ganado peso y su salud va recuperándose, ahora disfrutan de su nueva energía recorriendo los rincones de su hogar correteando y jugando sin parar.

Jennifer disfruta consentirlos con juguetes y accesorios para que los pequeños aprovechen toda su nueva energía. El gato residente de Jennifer, Bear, estaba encantado de conocer a los 3 nuevos integrantes y se comportó como el mejor hermano mayor que podrían desear los pequeños gatitos. Ha sido de gran ayuda en el proceso de recuperación de estos chicos.

Jennifer recuerda:

«La primera reunión fue sin contacto. Las dos chicas tenían curiosidad por Bear, pero Squirt no estaba tan seguro. Él era igual conmigo al principio, pero se calienta rápidamente».

Pasadas algunas semanas en el hogar de acogida, los gatitos estaban listos para compartir junto a su nuevo hermano, Bear estaba encantado y desempeñó a la perfección el papel de hermano mayor de estos tres gatitos curiosos.

El pequeño Squirt disfruta pasar el rato junto a Bear observando por la ventana algo de televisión gatuna, cuando no está cerca de su mejor amigo el chico pelirrojo disfruta jugar con su oso de peluche favorito.

Bear es un chico adorable y por el momento le da el espacio que requieren las dos hermanas traviesas que se creen las jefes del lugar. Por su parte, Squirt disfruta de toda la atención que puede obtener de su hermano mayor.

Jennifer agrega:

«Squirt definitivamente se ha convertido en el gatito más obstinado y que busca atención del grupo. ¡Le encanta que lo carguen y lo abracen!».

El encantador gato residente tiene una forma única de acercarse a los otros gatitos y hacerlos sentir confiados con su compañía. Permite que se acerquen con calma y jueguen un poco bajo sus propios términos.

Así como estos 3 pequeños, Bear llegó a la vida de su madre para hogar temporal y finalmente se convirtió en el gato residente de la familia y el mejor amigo de los gatitos de acogida.

Deja un comentario