in

Gato abandonado en apartamento está muy feliz de encontrado y su vida cambió.

En el mes de mayo, el grupo de rescate de la ciudad de Nueva York, Little Wanderers NYC, recibió información acerca de un pequeño gatito que necesitaba ayuda. El felino había sido abandonado en un apartamento en la ciudad de Mount Vernon, al parecer, porque su dueño se mudó y decidió dejarlo atrás.

El centro de rescate comentó a Love Meow:

«Los inquilinos tenían prisa por desalojar y lo dejaron atrás junto con la basura. Un samaritano amable lo alimentó con comida seca y se acercó a nosotros en busca de ayuda».

El gatito de aproximadamente seis años se llamaba Narnia, era muy tímido y cada vez que alguien se le acercaba, retrocedía y se escondía.

El personal del centro de rescate sabía que Narnia necesitaría un cuidador experto, por lo que empezaron a buscar un hogar de acogida adecuado.

El personal compartió en Facebook:

«Es un gato muy hermoso y queremos que se convierta en el rey que está destinado a ser».

Luego de ir al veterinario, llevaron a Narnia a su nuevo hogar de acogida, pero seguía muy nervioso y no quiso salir del portabebés.

Su nueva madre adoptiva se acercó y lo calmó un poco, empezó a acariciarlo para que se sintiera cómodo y Narnia aceptó toda la atención. Poco a poco, el gatito encontró el coraje para salir de su caparazón, estaba feliz con todo lo que tenía a su disposición y poder satisfacer sus necesidades.

Además, recibía la atención y el cariño que necesitaba por parte de su madre adoptiva, por lo que empezó a sentirse seguro. Sin pensarlo, un día Narnia decidió unirse a su madre adoptiva y se acostó en su cama para dormir cómodamente a su lado.

Luego, confió aún más en su cuidador y se sentaba en el sofá durante el día, dormía y descansaba en cualquier lugar, sin preocupaciones.

El centro de rescate agregó:

«Narnia ha recorrido un largo camino en los meses que ha estado con su madre adoptiva. Pasó de ser un tipo tímido y asustado a un niño seguro de sí mismo, que finalmente puede relajarse».

Durante el tiempo que ha estado bajo los cuidados del hogar de acogida, Narnia ha esperado muy paciente a que una familia prefecta se acerque para adoptarlo.

Por fortuna para Narnia, esta semana llegó la noticia que tanto estaba esperando y, finalmente, su sueño de encontrar un hogar se hizo realidad.

Una familia conoció su historia y quedó encantada con el amable gatito, no lo pensaron dos veces y dijeron que estaban dispuestos a dedicar el tiempo necesario para ganarse su confianza.

Saben que es un trabajo de tiempo completo, pero quieren hacerlo sentir como un verdadero rey, después de todo se lo merece.

Ahora, Narnia camina con la cabeza y la cola en alto, sabiendo que pertenece a una familia amorosa que lo cuidará por siempre.

Deja un comentario